Sucesos

Al mediodía y en plena ruta Acceso Sur roban G. 335 millones

 

Comerciantes de vehículos de Villarrica fueron víctimas de un violento asalto sobre ruta Acceso Sur, en la ciudad de Ñemby, perpetrado por hombres encapuchados y fuertemente armados.

Los delincuentes hirieron a una mujer, golpearon a su esposo y se robaron 50.000 dólares y 25 millones de guaraníes, indicaron desde la Comisaría 7ª Central.

Ocurrió ayer al mediodía sobre Acceso Sur y la intersección de Santa Rosa, frente al supermercado Gran Vía. Los delincuentes aprovecharon el embotellamiento vehicular, descendieron de una camioneta Kia Sportage de color negro y atracaron el Toyota Premio de las víctimas.

Robert Da Silva comentó que los delincuentes estaban encapuchados y con armas largas, rompieron con un martillo el vidrio del lado del acompañante, donde estaba sentada la esposa, Emilce Medina Mereles, y empezaron a preguntar a los gritos: “¿Dónde está la plata?”.

La mujer se quiso resistir al asalto y empezó a forcejear con los delincuentes para que no lleven su bolso. En medio del forcejo logró sacar la capucha a uno de ellos, y otro le dio un culatazo en la cabeza, causándole una herida sangrante.

Mientras los otros hombres a Robert lo golpearon tirándolo al asfalto, y encañonaron a un ciudadano paquistaní que estaba con el comerciante.

Los tres delincuentes armados volvieron a subir a la camioneta Kia Sportage y huyeron del lugar. Este vehículo fue abandonado en llamas a 15 cuadras del lugar, sobre la calle 3 de Febrero del barrio Salinas.

Robert comentó que ya en el desvío a San Antonio una camioneta Toyota Noha gris quiso cerrarle el paso, pero él pensó que el conductor era imprudente. En un vehículo similar huyeron los malvivientes en el transbordo.

En cuanto a Emilce, ella fue auxiliada por los bomberos voluntarios y llevada a un centro asistencial para una mejor atención.

Da Silva compra vehículos de Iquique, Chile, y antes de ayer había dejado una cigüeña en la frontera, en Falcón, para viajar, y volvió a Villarrica para buscar el dinero a fin de pagar por los vehículos.

La idea era que viaje con el paquistaní y un funcionario suyo, y que su mujer vuelva en el auto a su ciudad.

Dejá tu comentario