Sucesos

Afirman que el “hermano del alma” negocia su entrega para ser delator

Darío Messer, buscado por las Justicias brasileña y paraguaya, estaría buscando aportar datos sobre otras personas involucradas en el esquema de lavado de dinero por el que lo investigan.

El empresario brasileño, prófugo de la justicia, Darío Messer, estaría negociando acogerse a la figura de la delación premiada con la Fiscalía brasileña, que lo busca por ser, supuestamente, uno de los cerebros del esquema de lavado de dinero y evasión de divisas que se inició en los años 80 en el vecino país.

La revista Veja de São Paulo fue la que publicó el titular en su edición de ayer, domingo. De esta manera, sostienen que Messer podría dar nombres y apellidos de los que idearon el esquema de corrupción que fue abordado por la Justicia bajo el operativo conocido como Lava Jato.

El brasileño, a quien el ex presidente de la República Horacio Cartes calificó como su “hermano del alma”, comenzó a ser investigado por la Justicia brasileña luego de confesiones de personas que lo delataron.

Darío Messer estaría escondido en algún rincón de nuestro país, según datos que manejan tanto la Policía Federal brasileña como investigadores de nuestro país.

Esto quedó demostrado el pasado 12 de noviembre de 2018, cuando el propio Messer fue hasta una escribanía en Salto del Guairá para firmar el poder general para trámites judiciales y administrativos a los profesionales del Derecho que lo defienden en el país. Recordemos que él aquí está procesado por lavado de dinero y asociación criminal.

Otro medio brasileño, la revista Época, afirma también que las autoridades brasileñas están buscando recuperar parte de los 100 millones de dólares que posee Messer en Paraguay.

Algunas de las inversiones hechas en varias localidades de Paraguay ya fueron confiscadas por la Secretaría Nacional de Bienes Incautados y Comisados (Senabico), entre ellos treinta terrenos de lujo en el Paraná Country Club, dos edificios para oficinas premium, una granja y siete estancias, entre otros bienes.

investigación fiscal. El amigo del ex presidente también es buscado por la Justicia paraguaya y está siendo investigado por los fiscales René Fernández y Liliana Alcaraz. El pasado 18 de abril, el Tribunal de Apelación en lo Penal, Primera Sala, concedió otros seis meses a los fiscales para investigar el caso.

El 30 de octubre de este año es la fecha tope para presentar el requerimiento conclusivo. Por este caso también están procesados Juan Pablo Jiménez Viveros, primo de Cartes, y de Ilan Grinspun, ex administrador del prófugo.

La abogada Leticia Bóveda, quien defiende a Darío Messer ante la Justicia paraguaya, señaló que si bien de las estrategias que hacen a las cuestiones que suceden dentro del proceso brasileño se encargan los abogados que tienen a su cargo la defensa de Messer, “por supuesto que esa opción (la delación premiada) está dentro del abanico de posibilidades”.

En qué consiste la delación premiada
La delación premiada es un instrumento al servicio de la Justicia que consiste en un acuerdo alcanzado por el investigado (acusado o condenado) por la comisión de un delito y el Estado, a través del Ministerio Público, en el que, a cambio de la confesión o la prestación de información relevante, se ofrecen al presunto delincuente determinados beneficios, que pueden consistir en la rebaja de la pena, o incluso su remisión total en los casos de colaboración especialmente importante, y también en la retirada de la acusación, con el consiguiente sobreseimiento de la causa, o, previamente, en la decisión de no acusar al delator.

Dejá tu comentario