Sucesos

Acusan de secuestro a un ex gobernador

 

De las Nieves Sánchez Alarcón, denunció ante la oficina de denuncias de la Fiscalía en Ñeembucú, haber sido víctima junto a sus hijos menores de maltrato, trabajo forzoso y supuesto secuestro en el establecimiento ganadero San Francisco Javier, cuyo propietario es el ex gobernador de Ñeembucú, Carlos Silva. Sánchez Alarcón radicó la denuncia en contra de Silva, a quien señaló como responsable de “la detención ilegal” suya y la de sus dos hijos menores; todo en represalia por un hecho acontecido que salpicó a su concubino, Eduardo Mora Sánchez.

La denunciante dijo que los Silva, puesto que el diputado Carlos Silva también habría tenido conocimiento del asunto, tenían a dos menores de 17 y 13 años -hijos de la denunciante- bajo un régimen de “esclavitud laboral”, puesto que hacían trabajo forzado en el campo sin paga alguna, ni seguro médico. Relató que tampoco ella recibía paga por los quehaceres domésticos que realizaba en el establecimiento.

La denuncia hecha el pasado 22 de enero dice textualmente que “el 27 de diciembre, junto a mis tres hijos menores, fuimos víctimas de un hecho punible de detención ilegal y amenaza de muerte del Sr. Carlos Silva”.

Sánchez Alarcón relató que Silva había ordenado que la maten junto a sus hijos si “pensábamos movernos o escaparnos”. Las órdenes fueron para el sub oficial policial, Juan Carlos González, quien además se desempeñaría como custodio del diputado, Carlos Silva (h).

Dejá tu comentario