Política

Acusan a Fretes de meter el crimen organizado en el Poder Judicial

Opositores presentaron oficialmente el libelo acusatorio para el juicio político del presidente de la Corte. Aseguran que se desmonta el argumento de que el ministro no tenía conexión con su hijo.

Un grupo de liberales y diputados del tercer espacio presentaron finalmente ayer el libelo acusatorio redactado por Celeste Amarilla, y que contiene las acusaciones en contra del presidente de la Corte Suprema de Justicia Antonio Fretes. Con esto queda oficializado el pedido de juicio político por mal desempeño de funciones.

Los opositores quieren desmontar el argumento de los defensores del ministro que afirman que lo que hizo su hijo, Amílcar Fretes, no tiene por qué ser responsabilidad del padre.

El presidente de la Cámara de Diputados, Carlos López, estuvo entre los diputados que presentaron el libelo y manifestó que le solicitaron una sesión extraordinaria para mañana para tratar el juicio político, pero todavía no se hizo la convocatoria oficial.

La acusación está basada en el escándalo que afecta al ministro de la Corte, luego de revelarse un contrato de servicio firmado entre su hijo, Amílcar Fretes, y Sharif Kassem Hijazi, familiar de Kassem Mohamad, quien el pasado 8 de julio fue extraditado a los Estados Unidos.

Celeste manifestó que Hijazi no le hubiera buscado a Amílcar si no era hijo de Fretes y no hubiera firmado un contrato “a resultado”.

“No hubiera ni pagado si no había certeza de la influencia con su padre. No hubiera vendido la firma de su padre si no estaba cien por ciento seguro de que su padre era permeable al dinero, si él creía que su padre era honorable, intachable e insobornable, jamás hubiera firmado el contrato con un miembro del crimen organizado de la triple frontera. Su hijo era el vendedor de influencias. Es imposible separar al hijo del padre en esta asociación ilícita que han formado para vender sentencias definitivas”, resaltó la diputada.

La diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González apuntó que los ministros están influenciados por una línea de conducción política partidaria y que se priorizan cuestiones internas del Partido Colorado por sobre el Poder Judicial.

“Este libelo podemos ampliar, pero la brutalidad y elocuencia de ese contrato firmado podemos asegurar que es mucho más, además, recordemos la muerte de Marcelo Pecci”, insistió.

Lo más grave para la parlamentaria es la relación de la Corte con la mafia del crimen organizado.

“Lo que este contrato evidencia es la infiltración del crimen organizado en los más altos ámbitos del Poder Judicial y Fretes eligió estar cerca de sus hijos. Él metió a todos sus hijos en las binacionales, y no por idoneidad. Eligió estar cerca de sus hijos cuando se han vendido sentencias judiciales. Todos sabemos que para hablar con Fretes había que pasar por Amílcar, Asdrúbal o Raulito, los hijos son los peajeros”, recalcó.

Todo apunta a que el juicio político no prospera ya que no hay apoyo de las bancadas coloradas.

Es imposible separar al hijo del padre en esta asociación ilícita que han formado para vender sentencias. Celeste Amarilla, diputada del PLRA.

Este contrato evidencia la infiltración del crimen organizado en los más altos ámbitos del Poder Judicial. Kattya González, diputada del PEN.

Dejá tu comentario