Sucesos

Acusan a ex docentes de colegio de Lambaré por no denunciar abuso

No se había tomado la intervención que se necesitaba para proteger a los niños en casos de vulneraciones. Las docentes no habían denunciado ni administrativa ni judicialmente casos de acoso y abuso.

La fiscala Carina Sánchez acusó a la ex directora y a dos ex docentes de un colegio privado de Lambaré, las cuales no habrían dado la intervención requerida y no habrían protegido a un niño de 6 años ante un caso de abuso sexual. Se solicitó el juicio oral por violación del deber del cuidado y obstrucción a la investigación a la ex directora Carolina Urbieta y las ex docentes Gabriela Santiviago y Olga María Feltes, ya que la madre había hecho la denuncia de acoso y luego de abuso y, pese a eso, las profesoras no tomaron las medidas que se requerían.

Según la acusación, no se cumplió con el protocolo establecido para este tipo de casos y no solo en relación con la víctima, sino con respecto a los otros alumnos implicados.

Además, sostienen que se venían dando actos de acoso anterior al hecho de abuso sexual, y que no fueron denunciados por las profesoras.

EL CASO. La madre del pequeño ya había denunciado acoso por parte de otros niños el pasado 31 de marzo, ante las autoridades de la institución, las cuales quedaron en verificar y tomar medidas correctivas.

Luego el 27 de abril, se hace nuevamente la comunicación, pero ya del abuso ocurrido supuestamente, el día anterior.

La familia denunció que no se investigó el caso y tampoco se comunicó a las autoridades administrativas y judiciales, como lo establece el protocolo que difundió el Ministerio de Educación (MEC).

La acusación dice que “se demostró que recién en fecha 4 de mayo de 2022 la acusada Carolina Urbieta realizó un informe a la Supervisión Pedagógica del MEC, refiriéndose al acoso y no así, al abuso sexual sufrido por la víctima, cuando la misma ya estaba en conocimiento de los hechos”.

Según la investigación, al pequeño se le habían dado unos desafíos que debía cumplir para integrar su equipo, como robar a los padres, entre otras cosas.

En los allanamientos realizados por el Ministerio Público, se encontraron algunos elementos que les mandaban enterrar.

Se hablaba que el abuso fue parte del desafío. Los menores involucrados, por su parte, son niños de 12 y 13 años, por lo que son inimputables.

PROTOCOLO DEL MEC. Por otra parte, en los últimos días surgió el rumor de que ahora sectores opositores estarían proponiendo dar de baja la guía de intervención activada por el MEC, como parte del temor en la Transformación Educativa.

Desde el Ministerio Público consideraron que sería grave que omita, ya que permite saber cómo intervenir en casos de vulneraciones.

Dejá tu comentario