Política

Acnur comunica estar abierto a revisar datos del caso Arrom-Martí

El representante regional del organismo de la ONU para los Refugiados entregó ayer al canciller la respuesta a la protesta paraguaya por gestionar refugio a paraguayos imputados por secuestro.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados toma “muy seriamente” cualquier alegación de abuso de la institución del asilo, como el que le formulara el Gobierno paraguayo, y está abierto a tener en cuenta y “analizar cuidadosamente” información disponible sobre el caso particular de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, que a través de dicho organismo obtuvieron refugio político en Finlandia.

Ayer, Juan Carlos Murillo, representante para América del Sur del Alto Comisionado, entregó la carta de respuesta del organismo a una nota de protesta que el pasado 10 de octubre entregó el embajador Julio Peralta Rodas, encargado de negocios de la Misión Permanente del Paraguay ante la ONU, en Ginebra, por la concesión “indebida” del estatus de refugiados a los tres paraguayos reclamados por la Justicia por el secuestro de María Edith de Debernardi, ocurrido en el 2001.

Murillo fue recibido por el canciller nacional, Antonio Rivas Palacios, dos de los tres viceministros del Ministerio de Relaciones Exteriores y directores que le explicaron la situación planteada con los tres connacionales que huyeron del país en el 2003 y que desde ese año hasta junio pasado gozaron del estatus de refugiados en el Brasil.

Esta condición les fue revocada luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos fallara a favor del Estado, en un proceso en que Arrom, Martí y Colmán alegaron haber sido víctimas de retención ilegal y tortura por parte de funcionarios judiciales y policiales.

La nota de respuesta firmada por Filippo Grandi, alto comisionado del Acnur, dice textualmente en el segundo párrafo: “en primer lugar, quisiera resaltar que mi oficina toma cualquier alegación de abuso de la institución del asilo muy seriamente”.

Además, agrega que si hubiera información disponible sobre el caso particular de Arrom, Martí y Colmán, que no hubiera sido considerada de manera adecuada por las autoridades competentes, “esta será tenida en cuenta y analizada cuidadosamente por dichas autoridades”.

Murillo dijo ayer que recibieron al embajador paraguayo en Ginebra, quien presentó la nota remitida por la Cancillería Nacional, al confirmarse el refugio político de los tres paraguayos en Finlandia, sobre los que el Estado paraguayo estaba gestionando la extradición desde el Uruguay, país al que habían ingresado, tras huir del Brasil. “Hemos recibido al embajador de la Misión Permanente en Ginebra, y el Alto Comisionado ha tomado nota de la preocupación del Gobierno paraguayo”, expresó.

En conversación con los periodistas, también afirmó que la condición de refugiado puede, en un momento dado, ser revisada, y existen en derecho internacional distintas figuras para ello. Citó la cancelación, la revocación, la cesación o, incluso, podría haber una renuncia (de parte de los refugiados).

Eso depende de cada ordenamiento jurídico, es una evaluación que realiza el Estado (que otorga el refugio), explicó. Sobre la situación de los tres paraguayos, dijo que Acnur mantiene la disposición de recolectar más información y compartirla con los Estados que concedieron el refugio (por Uruguay y Finlandia).

Dejá tu comentario