Política

Abdo busca apoyo de diputados para su proyecto de más endeudamiento

Pese al mentado plan de unidad partidaria, se dificulta el panorama para Mario Abdo, quien inició búsqueda solitaria de apoyo a su plan de reactivación a través de un nuevo paquete de préstamos.

El presidente Mario Abdo Benítez empezó a iniciar un lobby en forma individual con los diputados para arrancar apoyo al nuevo paquete de préstamo de USD 350 millones que necesita para el plan de reactivación económica, pese a que anunciaron que se va cerrando el plan de unidad colorada. Según voceros, el líder de Honor Colorado, Horacio Cartes, no bajará línea a sus diputados y ya adelantaron que no están de acuerdo con que el país asuma un nuevo préstamo en lo que resta de este 2020.

Se dificulta el panorama para el presidente, que debe negociar uno a uno con los diputados y senadores.

Hasta el momento, el Ejecutivo baraja como alternativa más viable la posibilidad de recurrir a un nuevo paquete de préstamos para la reactivación económica.

LIDERAZGO. Horacio Cartes está logrando reposicionar su figura tratando de imponer su liderazgo en las filas coloradas, luego de un intento del oficialismo de desplazarlo del ruedo político.

La jugada del cartismo es posicionar sus fichas aprovechando la debilidad del gobierno de Mario Abdo, cuestionado por la falta de firmeza en los casos de corrupción que envuelven a su gobierno y la capacidad de reacción para contener la crisis económica y social que golpea principalmente las ciudades fronterizas.

Honor Colorado cedió espacios a Añetete en la Comisión Ejecutiva de la Junta de Gobierno y algunos cargos claves en el partido, como tesorería.

Sin embargo, hay un gran malestar de los propios gobernadores colorados cartistas porque el Ejecutivo no cedió al pedido para liberar un fondo adicional para hacer frente a la reactivación económica en los departamentos. Se quejaron de que de los USD 1.600 millones no hubo ningún apoyo a los gobiernos departamentales, que tuvieron que buscar recursos para responder a la demanda de la gente.

GOBERNABILIDAD. La administración de Mario Abdo está por completar su segundo año. Los cartistas presionan para que realice cambios en su Gabinete, pero aparentemente no quiere ceder. Marito ya adelantó que el ministro de Educación, Eduardo Petta, y Julio Mazzoleni, Salud, gozan de su plena confianza, además que agosto no es buen momento para hacer cambios.

Los cartistas insisten con la salida de los ministros no colorados como el caso de Carlos Arregui (Seprelad), Arnaldo Giuzzio (Senad) y Emilio Fúster (Anticontrabando). Sin embargo, es el equipo de leales del presidente y cualquier movida terminaría debilitando más su gestión.

El presidente busca ganar tiempo para sostener su gobernabilidad y la aprobación del paquete de nuevo préstamo. En el entorno presidencial señalan que se dificulta lograr un acuerdo con la oposición, por lo que están encaminando el diálogo con el cartismo en torno al proyecto de Concordia Colorada, pese a que también recibe cuestionamientos por parte de los propios diputados colorados.


Pretenden una movida en la Junta de ANR
En medio de las negociaciones que se están dando, la figura de José Alberto Alderete se va posicionando para la Junta de Gobierno. Es el articulador del nexo de la Operación Cicatriz y participa de las reuniones semanales con Horacio Cartes y Mario Abdo Benítez.
Habrá cambios en la Comisión Ejecutiva y la idea es que Alderete pueda posicionarse como vicepresidente primero en la Junta de Gobierno, lugar que ocupaba Darío Filártiga, ex secretario de Cartes.
El recambio de piezas en la Junta de Gobierno pretende dar soporte político al gobierno de Abdo, que debe dar señales de cambios en su Gabinete y reorientar sus acciones condicionadas al mandato partidario. Le restan tres semanas para dar algunas pistas si se encaminará o no este acuerdo.

Dejá tu comentario