País

A 3 meses del primer caso, fallidos procesos empañan combate al virus

Impacto. Existe temor entre los trabajadores de la Salud si se da una disparada de positivos. pesquisa. Solicitan realizar investigaciones y se garanticen equipos de protección al personal.

Balance. Han pasado 90 días desde que el coronavirus se hizo presente plenamente en el país con la confirmación del primer caso, y se logró que no se disparen los positivos con la cuarentena. Sin embargo, el punto negativo son las licitaciones fallidas y anuladas, que afectan la imagen que se tenía de las autoridades para hacer frente a la pandemia.

El caso más sonado tuvo que ver con los insumos que fueron traídos desde Hong Kong. Por contrato por vía de la excepción, el Ministerio de Salud había adjudicado a las empresas Insumos Médicos SA y Eurotec SA este contrato.

Las dilaciones en la llegada de los productos sanitarios, cuyo costo total era de G. 85.220 millones, más las irregularidades detectadas luego de su arribo llevaron a la rescisión total del contrato.

Para el primer lote, se dio un adelanto de G. 17.000 millones. Las firmas deberán devolver el monto del anticipo, más las multas por la demora y la póliza de garantía de fiel cumplimiento. A raíz de esta situación, se inició una investigación en la cartera sanitaria. Hasta el momento son siete los funcionarios sumariados, entre ellos el ex responsable de la Unidad Operativa de Contrataciones, Pablo Lezcano.

El viernes, Mazzoleni anunciaba también la anulación de varios procesos que se realizaban para la adquisición de insumos. La decisión fue dada a conocer luego de recibir el informe del coordinador de la Comisión de Supervisión de Compras Covid-19, Arnaldo Giuzzio. El documento señalaba vicios administrativos que a la larga pueden ser considerados irregulares en dichos llamados. Por tal motivo se decidió la anulación de algunos de los 32 que fueron cuestionados por la comisión.

Preocupación

El personal de Salud reconoce que las medidas llevadas adelante para contener la enfermedad fueron oportunas. Sin embargo, aunque por el momento se cuenta con insumos para la situación actual, preocupa que puedan faltar.

El doctor Lilio Irala, secretario general adjunto del Sindicato Nacional de Médicos (Sinamed), coincidió con Mazzoleni en que la situación podría sostenerse dos meses con lo que se cuenta actualmente.

Sin embargo, esto podría cambiar si el escenario actual presenta un brusco cambio con una escalada de casos.

“A esta velocidad que se dan los casos y de acuerdo a nuestra realidad, probablemente tenemos insumos para un mes y un poco más. Pero si llegan a presentarse situaciones como se dan en otros países, vamos a colapsar y probablemente nos vamos a quedar sin insumos en una semana o dos”, señaló el referente gremial.

Mirna Gallardo, de la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE), coincide con Irala en la preocupación por el abastecimiento de los equipos de bioseguridad.

“Como negativo vemos todas las dificultades que se presentaron para la adquisición de los equipos de protección individual. Se deben realizar todas las investigaciones que correspondan y que se puedan garantizar esos equipos”, expresó.



Si tenemos explosión de casos como en otros países, no vamos a poder abastecernos con insumos ni dos semanas. Lilio Irala, Sinamed.


“Ahora pasamos exámenes parciales”

En el informe divulgado ayer por el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, la cifra de casos positivos sumó tres nuevos contagiados.

En total fueron procesadas 1.115 muestras. Uno de los que dieron positivo a las pruebas es una persona llegada del exterior. En tanto que los dos restantes por contacto con quienes han contraído el virus.

De esta manera se llegan a los 1.090 casos en el país, al cumplirse hoy tres meses del primero. Son 12 los pacientes hospitalizados, dos de ellos en terapia. Por otro lado, se sumaron 16 nuevos recuperados y llegan así a 532 que superaron al Covid-19.

Aunque en la semana que se terminó se dio un aumento significativo de casos comunitarios, en comparación a otras, el responsable de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, mencionó que aún es difícil prever lo que pueda ocurrir más adelante en el país.

Según apuntó, el repunte que se ve en esta etapa correspondería a los feriados del 14 y 15 de mayo. “En Semana Santa se vio también una relajación, pero en ese momento había más control. El 14 y 15 de mayo ya coincidieron con la fase 1”.

Expresó que al menos por ahora hasta fin de mes podría darse un aumento que no será drástico aún. Pero luego de eso tampoco se sabe exactamente qué podría pasar.

Señaló además que el relajamiento, no solo de parte de la población sino también de empresarios que ponían a disposición jabones, papel para el secado de las manos, entre otros elementos que ahora están ausentes, podrían afectar la prevención.

“Todo eso pone en riesgo. Es muy delicado, lo peor de todo es que en 10 o 15 días esta situación puede dar vuelta como en otros países”.

Aunque estamos lejos de un escenario catastrófico como se pronosticaba al principio si no se tomaban las medidas, no debe bajarse la guardia. Graficando el concepto, mencionó que aún no hemos rendido el examen final de la materia.

“Ahora mismo pasamos los exámenes parciales, el primero recién”, indicó Sequera.

Dejá tu comentario