Sucesos

A 3 años del asesinato de Rodrigo Quintana, la causa continúa parada

La audiencia preliminar del suboficial Gustavo Florentín, único acusado por la muerte del joven dirigente liberal, aún no pudo llevarse a cabo debido a los incidentes presentados en la causa.

Hoy se cumplen tres años del asesinato del dirigente liberal Rodrigo Quintana y la causa sigue parada, sin poder realizar la audiencia preliminar, debido a los constantes incidentes que se presentan para trabar el proceso.

Con la reiteradas chicanas que han sido presentadas por los abogados del único acusado por la muerte de Rodrigo, se ha logrado evitar que el caso sea elevado a juicio oral.

El suboficial Gustavo Florentín es el único acusado por la Fiscalía como el presunto autor del disparo que segó la vida del joven político, durante una represión policial en la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), en la madrugada del 1 de abril del 2017.

El ataque al local se produjo luego de la quema de una parte del edificio del Congreso Nacional, tras una manifestación multitudinaria que se inició en la tarde del 31 de marzo, contra una enmienda constitucional que pretendía introducir la figura de la reelección presidencial.

Actualmente, Florentín está preso en la Agrupación Especializada, a la espera de la audiencia preliminar. Por su parte, el oficial Guido Amarilla también fue acusado, pero por el delito de coacción grave.

En la causa, los representantes del Ministerio Público solicitaron el sobreseimiento definitivo de los policías Éver Benítez, Arnaldo Andrés Báez y el comisario Tomás Paredes Palma.

Báez había sido imputado por la irrupción al PLRA y por haber coaccionado a los dirigentes que se encontraban en el sitio. El comisario Paredes Palma había sido procesado por inducir a un subordinado a cometer un hecho punible.

Los fiscales Marlene González, Clara Ruiz Díaz, Hernán Galeano y Teresa Rojas presentaron el escrito por el hecho punible de homicidio doloso. Pero no se determinó quién dio la orden para el ataque al local partidario.

El presidente del PLRA, Efraín Alegre, había solicitado que la Fiscalía investigue al abogado Luis Canillas y al tabacalero José Ortiz, cercanos al entonces presidente Horacio Cartes, así como a senadores llanistas, con el argumento de que los citados establecieron conversaciones con efectivos policiales. Pero la Fiscalía hizo caso omiso a dicha petición.


Atropello a la sede del PLRA
Aquella noche del 31 de marzo y madrugada del 1 de abril de 2017, antimotines y efectivos policiales entraron a disparar y a golpear salvajemente a quienes estaban dentro del recinto, entre ellos Rodrigo Quintana, de 25 años, quien recibió un disparo de escopeta desde media distancia, que le ingresó por el costado izquierdo del cuerpo. Le provocó la perforación de ambos pulmones y la destrucción de una parte del hígado. “Él termina falleciendo por asfixia y una hemorragia interna”, había explicado el médico forense del Ministerio Público, Pablo Lemir.

Dejá tu comentario