19 may. 2024

56,5% de las personas de tercera edad, sin protección

El reciente reporte sobre protección social que publicó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que en el Paraguay un 56,5% de las personas mayores de 65 años no cuentan con un salario ni una pensión.

Este es uno de los niveles de desprotección social para personas de la tercera edad más altas de todo el continente.

En el país están recibiendo una pensión apenas el 13,5% de las personas de la tercera edad, mientras que un 3,1% de estas reciben un salario más una pensión.

Hasta un 26,9% de los mayores de 65 años en el país deben seguir trabajando para tener un ingreso mensual salarial.

Estos datos son relevantes puesto que en América Latina el promedio de los países tiene al 43,5% de su población mayor de 65 años recibiendo algún tipo de pensión.

Al verificar los datos de nuestro país por sexo, se puede observar que los hombres son los que tienen un nivel levemente inferior de desprotección respecto a las mujeres.

Embed

HOMBRES. Reciben algún tipo de pensión un 12,9% de los adultos mayores, en un 3,5% sus ingresos son por pensión más un salario por trabajo, pero hasta un 38,7% solo reciben salario a esa edad.

Los paraguayos varones que no reciben ni pensión ni salario representan hasta el 44,3% del total.

MUJERES. La situación de desprotección de las mujeres es aún más alarmante, puesto que hasta el 67,3% del total no tienen ninguna fuente de ingresos tras cumplir los 65 años.

Son beneficiarias de algún tipo de pensión un 14%, tienen un salario y pensión un 6,1% y viven de solo de salario un 16,4%, según los datos del mencionado organismo internacional.

Otro dato relevante que se extrae de este reporte es que a nivel latinoamericano, Paraguay tiene el registro más alto de personas ocupadas en el empleo doméstico con un 17,1%.

Sin embargo, al revisar el nivel de cobertura social que tienen estas personas, es el cuarto país con menor protección social para este tipo de empleo.

Menos del 5% de los trabajadores paraguayos del hogar son cotizantes a un sistema de seguridad social contributivo.

“Es importante notar que en general los regímenes voluntarios han demostrado tener una baja o nula efectividad a la hora de extender la seguridad social. Esto se corrobora también en otros segmentos del mercado de trabajo como es el caso del trabajo independiente”, resaltan

Finalmente, recuerda que además el Paraguay es uno de los países donde el salario doméstico es menor al mínimo legal vigente.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.