Mundo

11 semanas después, Wuhan festeja fin del encierro por el coronavirus

La actividad se retoma en el epicentro de la pandemia, aunque con restricciones. En tanto, Europa y en especial Estados Unidos siguen la lucha para contener el avance del Covid-19.

Miles de chinos celebraron con euforia el miércoles el final de 11 semanas de confinamiento en Wuhan, cuna de la pandemia de Covid-19, que no da tregua a Estados Unidos y Europa, donde no se logra generar una respuesta económica unificada y las muertes volvieron a aumentar en España.

En medio de la aterradora marcha del nuevo coronavirus, el mundo vio una luz de esperanza con la imágenes de miles de pasajeros que tomaron por asalto estaciones de autobuses y trenes, algunos de ellos con atuendos de protección integral, en Wuhan, la capital de la provincia china de Hubei.

“Me he levantado a las cuatro hoy. ¡Me siento tan bien!”, dijo una feliz Hao Mei, de 39 años y oriunda de Enshi, ciudad a 450 km al oeste de Wuhan, antes de subirse a un tren para regresar con sus dos hijos, a los que tuvo que dejar solos durante más de dos meses, ya que quedó atrapada a fines de enero en Wuhan.

La prensa china saludaba de forma unánime el levantamiento de la cuarentena. Con un titular recurrente: “Wuhan, feliz de volverte a ver después de todo este tiempo”.

Pero, pese al levantamiento del bloqueo, el retorno a la normalidad no será inmediato.

Se mantendrán diversas restricciones para evitar una segunda oleada epidémica. Las escuelas siguen cerradas. Y se insta a los habitantes a no dejar la ciudad, y ni siquiera sus domicilios. Además, ante los temores que generan los habitantes de Wuhan en otros lugares del país, quienes quieran irse deberán someterse en varios casos a una cuarentena de 14 días en su ciudad de destino.

EN EL MUNDO. Si la pandemia parece controlada en China, donde surgió a fines de diciembre, continúa haciendo estragos en Estados Unidos, que registró un récord mundial de cerca de 2.000 muertos en las últimas 24 horas y casi 13.000 en total, y Europa, continente más afectado con más de 58.000 decesos y 750.000 casos oficialmente declarados.

El mundo se encamina hacia la cifra simbólica de 100.000 muertos, tras haber superado los 82.700, sobre un total de más de 1,4 millones de personas contagiadas oficialmente declarado el miércoles.

En Estados Unidos, el gobierno del presidente Donald Trump inició nuevas negociaciones con el Congreso para liberar 250.000 millones de dólares adicionales para salvar empleos en las pequeñas y medianas empresas. Además, el mandatario amenazó con retirar los aportes de su país a la OMS.

En España, las malas noticias volvieron este miércoles, con 757 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, cifra que representa el segundo aumento diario consecutivo del número de decesos en el país, que ya se sitúa en 14.555.

Después del anuncio de Austria y Noruega de que suavizarán las medidas de confinamiento, Portugal también espera volver a la normalidad en mayo.


OMS: “Hay que triplicar esfuerzos”
La rama europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que pese a algunas “señales positivas” es demasiado pronto reducir las medidas para contener el Covid-19. “No es el momento de flexibilizar las medidas. Hay que doblar y triplicar esfuerzos en favor de la eliminación (del virus)”, afirmó Hans Kluge. La OMS insta a “todos los países” a reforzar sus medidas en tres ámbitos: protección del personal sanitario, mantener alejada a “gente en buena salud de casos sospechosos y probables” y la comunicación a la población.

11
millones de habitantes tiene Wuhan, capital de la provincia de Hubei, donde se registró el primer caso.

Dejá tu comentario