4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 10 de octubre de 2016, 02:00

Unos 100 obreros quedan sin trabajo en Río Verde tras secuestro de Franz

El temor generado por el EPP a las colonias menonitas de San Pedro afecta no solo a los productores, sino a operarios contratados de Tacuatí, Santa Rosa del Aguaray y de las comunidades indígenas.

Por Carlos Aquino

SAN PEDRO

La merma obligatoria en la producción de granos y de la ganadería en la zona de influencia del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) dejó a muchos pobladores de Tacuatí, Santa Rosa del Aguaray y comunidades indígenas sin fuentes de trabajo, en el Departamento de San Pedro.

En la zona de Río Verde, alrededor de 200 personas trabajaban para los colonos menonitas. Hoy esa cantidad se redujo a un 50%, según los propios colonos, es decir, a 100 obreros contratados para las diversas tareas, luego del secuestro de Franz Wiebe, hace 76 días, ocurrido en este lugar. Los operadores de máquinas, motosierristas y hasta alambradores quedaron sin trabajo.

Los pobladores de Tacuatí tenían como única fuente de trabajo a la colonia Manitoba, donde realizaban labores agrícolas, de hecho cuando fue secuestrado Abrahán Fehr, en esta colonia, estaba en compañía de dos peones paraguayos.

Uno de los trabajadores también fue llevado, pero fue liberado al día siguiente.

En época de Luis Lindstron, luego asesinado por el EPP, también había más fuentes de trabajo en Tacuatí, donde fue intendente municipal. Lindstron fue secuestrado, luego liberado con el pago de un rescate, pero posteriormente se resistió a pagar la cuota que le imponía la banda armada, por lo cual fue asesinado en Tacuatí, según investigadores.

Afecta TAMBIÉN A NATIVOS. Desde aquel plagio de Fehr, hace 430 días, la actividad agrícola disminuyó afectando también a los indígenas de las comunidades de Paraíso, Ñu Apu'a y Espajin, lindante con la colonia Manitoba.

En cuanto a la ganadería, disminuyeron las inversiones, la que incidió en la mano de obra local, pese a que la producción se mantiene.

Las colonias más afectadas por los ataques y amenazas que realizan los miembros del EPP son Manitoba, Santa Clara, Río Verde y Nuevo México, donde el 80 por ciento de los productores se dedican al cultivo de la soja y el maíz y el resto de la población se aboca el cultivo del girasol, además a la producción lechera.

Luego de los secuestros, labran la tierra solo hasta las 15.00 por el temor que existe.