6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 21 de octubre de 2016, 09:30

Uno de los cadetes consumió anfetaminas

Este viernes el fiscal Federico Leguizamón informó que en un examen preliminar se detectó que uno de los tres cadetes internados tras una prueba física consumió anfetaminas. El agente fiscal investiga el caso de la muerte de un cadete luego de una convulsión.

El fiscal declaró sobre el caso de la muerte del cadete de la Academia Militar, Adolfo Senes, cuya muerte se confirmó en el Sanatorio Americano, luego de un estado crítico y convulsiones.

No obstante, confirmó que según exámenes laboratoriales realizados a uno de los tres cadetes que aún siguen internados dio positivo a consumo de anfetaminas. Sin embargo, comentó que se trata de un análisis preliminar.

El certificado de defunción del nosocomio declaró muerte súbita en el caso de Senes, según detalló el fiscal Leguizamón, quien aseguró que este viernes se realizará la autopsia al cuerpo, pero los resultados recién estarían en 20 días, informó la 780 AM.

Por su parte, Ramona Ocampos, madre del cadete fallecido, dijo en Radio Monumental AM que hasta el momento no le presentaron los resultados de la autopsia de su hijo, un joven de 20 años.

Respecto a las sospechas de que haya ingerido anfetaminas para mejorar su rendimiento, refirió que su hijo no lo necesitaba, pues estaba preparado para realizar los ejercicios que requería la Academia Militar.

Considera que el tiempo y el calor no le permitieron cumplir con la meta. Al igual que otros tres cadetes, se desvaneció, pero en su caso se confirmó su deceso por muerte súbita.

La víctima decidió presentarse a un curso de paracaidismo y, mientras realizaban las pruebas para medir su estado físico, se descompensó junto a otros tres compañeros.

Sin embargo, horas más tarde empezó a convulsionar. Noventa cadetes trotaban en la Academil cuando estos cuatro se descompensaron, se paró el examen físico y se trasladó a los jóvenes al Hospital Militar.

Los demás cadetes, Enzo Iván Decoud, Sergio David López y Mario Andrés González, oriundos de Villa Elisa, Ñemby y Capiatá, respectivamente, están fuera de peligro y serán llamados a declarar.