6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 26 de enero de 2016, 01:00

Una madre habría quemado una “s” al hijo en su rostro

El padre llegó el fin de semana junto al niño, de unos 2 años, para llevarlo consigo y le encontró con ocho puntos como quemaduras de cigarrillo en el rostro. El médico forense no supo decir marcas de qué son.

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Una joven madre, identificada con las iniciales C.C.D.R., fue denunciada ayer porque su hijo tenía rastros de aparentes quemaduras en el rostro, donde le tatuaron una letra "S", que podría ser la inicial de su apellido, según los funcionarios del Ministerio Público.

El padre del menor, de iniciales J.S., se percató del hecho en el momento en que fue a buscar a su hijo para pasar con él este fin de semana pasado.

El fiscal Carlos Almada, de la unidad de feria de turno, señaló, por su parte, que esperará un informe de Victimología para decidir finalmente si imputa a la madre del chico. El médico forense no pudo determinar la causa de las marcas en el rostro del niño, por lo que dejó a cargo de Victimología definir la causa. Después de esta conclusión recién se determinará qué hacer con la madre.

El papá del chico relató que, como lo hacía periódicamente, el último fin de semana fue a la casa de la madre de su hijo, en el kilómetro 10 Acaray, de Ciudad del Este, para retirarlo y pasar el fin de semana juntos, luego de estar varias semanas trabajando en la reserva Itabó, de la Itaipú Binacional, donde es operador de máquinas pesadas.

Pero se encontró con la sorpresa de que su hijo tenía en el rostro izquierdo unas heridas que aparentaban ser quemaduras hechas con un objeto desconocido. Al preguntar sobre qué era lo que le había pasado al hijo, la respuesta que le dieron fue evasiva, de acuerdo a su denuncia.

"Ella (la mamá) me dijo que cuando se fue él a la casa de su madrina, él ya vino así. Le llamé a su madrina (quien es su hermana) y me dijo que de la casa de su mamá ya vino así. Entonces, yo no se a quién creerle", afirmó el padre ayer.

La madrina le comentó que el niño ya se encontraba con las heridas en el rostro en el momento en que ella fue a retirarlo para pasar con ella en su domicilio.

Su ex pareja vivía con el hijo en la casa de sus padres. Como ninguna persona pudo explicar cómo el niño acusó las heridas, el padre lo tomó y se dirigió al Ministerio Público de Ciudad del Este, donde denunció el caso. La madrina le confirmó al hombre que el niño ya estaba con el rostro tatuado desde hacía una semana. El mismo comentó que habían hecho un acuerdo con la madre para pasarle una asistencia económica y que nunca tuvieron problemas.

El fiscal Almada afirmó que el médico forense Alfredo González inspeccionó al niño antes de que él tomara la determinación de imputar a la madre, a cuyo cuidado se hallaba la criatura.