4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 8 de noviembre de 2016, 01:00

Un fallecido y un detenido en tiroteo tras hurto de un auto

Por Edgar Medina

HERNANDARIAS

Un robacoches muerto y otro aprehendido, uno de ellos menor, fue el saldo de una persecución policial y tiroteo registrado en la tarde de ayer, tras el hurto de un automóvil en Ciudad del Este.

El hecho tuvo su desenlace en la ciudad de Hernandarias, donde cayó muerto uno de los ladrones y fue capturado el cómplice. La víctima, identificada como Carlos Bento Villalba, señaló que en el vehículo había 8.000 dólares americanos, que no fueron recuperados por la policía.

En esta misma localidad se produjo otro enfrentamiento entre policías y marginales en la noche del sábado, donde falleció el motochorro Claudio Daniel Candado Giménez y fue herido de bala el oficial inspector Miguel Leguizamón.

El hurto de ayer ocurrió en el barrio San José de Ciudad del Este, donde Carlos Bento Villalba dejó estacionado su vehículo Kía, Picanto, frente a un local comercial, sobre la avenida Monseñor Rodríguez. Esta ocasión fue aprovechada por dos desconocidos que huyeron con el vehículo ajeno.

Los autores fueron identificados posteriormente como Éver González Alderete, de 19 años, quien perdió la vida, mientras que el otro implicado resultó ser un menor de edad de 17 años, identificado con las iniciales L.M.O.B., según la Policía. Ambos tienen ingreso al penal por robo de vehículos y recuperaron su libertad hace unos meses, según los agentes policiales.

El comisario principal Juan Fernández afirmó que la Policía recibió la denuncia e inmediatamente se dictó la captura sobre el rodado, que fue localizado en el momento en que se dirigía hacia la ciudad de Hernandarias.

Agentes policiales apostados en Hernandarias persiguieron con su patrullera el vehículo hurtado y sus ocupantes ingresaron al predio de un club denominado Obreros Unidos del barrio Las Américas, donde lo dejaron abandonado.

Los agentes prosiguieron con una persecución a pie, cuando uno de ellos comenzó a dispararles con un revólver que portaba, en el momento en que ingresaba al predio de la Itaipú Binacional, de acuerdo a la versión policial.

El marginal fue blanco de los disparos de los agentes policiales y cayó muerto en el lugar, mientras que el menor se dirigió hacia otro sector, pero también fue capturado un poco más tarde.

Los agentes se incautaron de un revólver y un teléfono celular, que estaba al lado del cuerpo sin vida de González Alderete. Autoridades del Ministerio Público de Hernandarias y agentes de Criminalística procedieron a levantar evidencias en el lugar del hecho, durante el levantamiento del cadáver.