17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 25 de abril de 2017, 16:39

Tras el papelón, libros de Roa se agotan en Santo Domingo

Luego de que 1.800 libros paraguayos quedaron varados en Panamá, el Gobierno y las editoriales enviaron 5 cajas por vía aérea, que llegaron el lunes. Los más solicitados son los de historia paraguaya y las obras de Roa Bastos. "Yo el Supremo" ya está agotado.

Por Andrés Colmán Gutierrez

Enviado especial a República Dominicana

La funcionaria Angie Duarte, de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur), era la viajera más aguardada por la delegación paraguaya que asiste a la Feria Internacional del Libro en Santo Domingo. Ella arribó en la tarde del lunes 24, desde Asunción, trayendo consigo cinco cajas con más de 100 libros de autores paraguayos, que ayudaron a llenar el stand del país homenajeado, que hasta entonces había funcionado con libros de muestra, prestados por la Biblioteca Nacional de República Dominicana.

El envío de emergencia, en cajas por las que el Gobierno debió pagar la tarifa de exceso de equipaje, sirvió para remediar una situación que fue considerada un papelón internacional. Unos 1.800 libros enviados por las editoriales paraguayas, con casi 700 títulos, quedaron varados en Panamá y arribarán finalmente este miércoles 26, pero recién podrán ser retirados de la Aduana el viernes 28. El público solo podrá apreciarlos durante los tres últimos días de la feria, que concluye el lunes 1 de mayo.

"Es una verdadera lástima lo que ocurrió, los libros fueron enviados con tiempo suficiente desde Paraguay, pero el despachante de aduanas en Panamá no calculó el feriado de la Semana Santa y se produjo un grave atraso. Incluso envió equivocadamente un contenedor con otra carga a Santo Domingo, creyendo que eran los libros paraguayos", explicó el poeta Víctor Casartelli, jefe de gabinete de la Secretaría Nacional de Cultura.

Ante la incómoda situación, el stand se inauguró el viernes 21 con libros paraguayos prestados por la Biblioteca Nacional de Santo Domingo, que durante cuatro días quedaron como muestra. Mientras, las autoridades de Cultura y Senatur debieron enviar desde Asunción a una funcionaria con un nuevo cargamento de libros, facilitados nuevamente por las editoriales paraguayas y en cantidades mucho más reducidas, pero que finalmente cubrieron la ansiedad de los lectores que visitan el stand paraguayo, ubicado en la entrada misma de la gran feria, en la Plaza de la Cultura de Santo Domingo.

Embed

GRAN INTERÉS. "Apenas ubicamos los libros en los estantes, muchos visitantes llegaron para comprarlos. Los más requeridos son los libros sobre historia paraguaya y los diccionarios de lengua guaraní, así como las obras de Augusto Roa Bastos. Las ediciones de la novela Yo el Supremo ya se agotaron", explicó Antonio Aliende, de la Cámara Paraguaya del Libro, uno de los especialistas en atender a los visitantes.

La mayor parte de la decoración del amplio local está dedicado justamente a Roa Bastos, cuyo centenario también se celebra en la Feria. Mirta Roa, la hija del escritor, visitó por primera vez el local en la mañana de este martes 25 y se mostró emocionada por el gran cuidado con que se rinde homenaje a su padre.

"Es todo muy bello, Paraguay tiene una hermosa representación, lástima que los libros no hayan llegado a tiempo y en la gran cantidad que se había pensado", destacó Mirta.

La significativa ausencia de los libros, sin embargo, no ha sido obstáculo para que la representación paraguaya obtenga un gran brillo en el marco de la feria dominicana.

Desde el primer momento, una nutrida delegación de escritores, poetas, historiadores, teatreros, guionistas de cómics, cineastas, músicos y contadores de cuentos vienen participando de diversas charlas, talleres, recitales, conferencias y conversatorios con el público, no solamente dentro del recinto de la feria, sino también en universidades, colegios, escuelas, centros comunitarios y hasta locales comerciales.

HOMENAJE. En la noche del lunes 24, el ministro de Cultura de República Dominicana, Pedro Vergés, ofreció una recepción en el Palacio de Bellas Artes a los miembros de la delegación paraguaya, presidida por el ministro de Cultura, Fernando Griffith.

"Esta es la continuidad de un puente cultural entre nuestras dos naciones, a través de sus creadores. Es un diálogo que nos une por encima de las distancias y nos lleva a trabajar juntos, mucho más de cerca, entre el pueblo taíno y el pueblo guaraní", dijo Vergés.

Las actividades en torno a temas paraguayos siguen este martes, a las 16.00, con un conversatorio sobre "Vida y obra de Augusto Roa Bastos, a 100 años de su nacimiento", a cargo de Manuel Núñez, Francisco Acosta y Carmen Pérez Valerio.

A las 18.00, en el Salón de Conferencias de la Feria, Mirta Roa y Ramiro Domínguez hablan sobre "La relación entre el hombre y la naturaleza en la obra de Augusto Roa Bastos", en una charla moderada por Antonio Carmona.

A la misma hora, en la sección de talleres literarios, leen sus obras Javier Viveros, Andrés Colmán Gutiérrez y Maribel Barreto, en una mesa moderada por Fernando Berroa.

Embed