24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 29 de abril de 2017, 08:00

Soldado del PCC ya había intentado apuñalar a un policía

Surgen datos de la presencia de los soldados del Primer Comando Capital (PCC) en la ciudad de Hernandarias, mucho antes de que se perpetrara el megaasalto a la firma Prosegur Paraguay SA, en Ciudad del Este. Uno de ellos ya había sido detenido tras intentar apuñalar a un efectivo de la Policía Municipal de Tránsito.
Édgar Medina - Ciudad del Este

El 26 de noviembre del año 2016, el comisario general abogado Ovidio Gabriaguez Torales, director de Seguridad y Tránsito de la Municipalidad de Hernandarias, en un control de rutina, aprehendió al ciudadano brasileño Anderson Caetano Da Silva, luego de que intentara apuñalar a un efectivo de la Policía de Tránsito.

El brasileño, en el momento del procedimiento, estaba al mando de una motocicleta de color amarillo, sin chapa, de la marca Leopard, sin casco protector y con un arma blanca en la cintura; en aquella ocasión, fue derivado a la Comisaría Nº 24.

Por otra parte, los autores del asalto a Prosegur ingresaron del Brasil en mototaxis en los días previos, según algunos investigadores, mientras que paralelamente otros se instalaron en la zona de Hernandarias, donde residían como gente común.

Uno de los soldados capturados en el Brasil, identificado como Anderson Caetano Da Silva, también fue multado en la ciudad de Hernandarias por infracción, el 18 de abril pasado, mientras que dos semanas antes agentes de Investigación de Delitos localizaron presuntos aguantaderos en sendos allanamientos, entre los barrios Mariscal López y Trigal 3.

Da Silva fue multado por carecer de registro de conductor, habilitación y por no usar casco, porque se desplazaba en el biciclo de un tercero, un ciudadano paraguayo identificado como Elías Arévalos Gamarra, de profesión gomero, sobre una céntrica calle de la ciudad. La motocicleta de la marca Taiga, TL-150, fue retirada por el propietario el lunes 24 de abril pasado, por disposición del Juzgado de Faltas.

En la madrugada del lunes una gavilla del PCC había tomado un sector de Ciudad del Este, para alzarse con casi 12 millones de dólares americanos, en un asalto a la firma Prosegur. Un grupo de al menos 20 hombres logró cruzar el lago Itaipú y se enfrentó a tiros con agentes de la Policía Federal, Militar y Civil entre las localidades de Itaipulandia y San Miguel de Yguazú.

Fue en ese procedimiento que fue capturado Anderson Caetano Da Silva, en un grupo de 12 personas, de las cuales al menos siete formaban parte de la gavilla de asaltantes; entre ellas, Da Silva. Los agentes se incautaron de siete fusiles del poder de la banda y parte del botín en dólares americanos, reales y guaraníes.

Células dormidas: Un agente de Inteligencia de la Policía Nacional había revelado que en Hernandarias habría muchos soldados del PCC, que están residiendo en los barrios periféricos, esperando alguna orden para entrar en acción. Mientras tanto, se dedicarían al microtráfico y a los asaltos para subsistir.

Fue luego de que el 23 de marzo pasado se realizara una serie de allanamientos en tres viviendas de los barrios Mariscal López y Trigal 3 de Hernandarias, en busca de uno de los supuestos brazos de la banda que estaba preparando un asalto serial en el centro urbano de Santa Rita, incluyendo la comisaría y varios entes bancarios. Este dato se habría filtrado a la prensa y en el informe de inteligencia se mencionaba que los delincuentes incluso tenían un fusil punto 50 como parte del arsenal.

Una joven de nombre Rebeca Raquel Zaracho Giménez fue detenida con 50 pastillas de éxtasis. Más tarde fue capturado Alfredo Barreto Guillén, quien se había fugado en la mañana de uno de los locales allanados. Este fue baleado en un supuesto enfrentamiento con agentes de la División de Investigación de Delitos.

En una de las viviendas encontraron indicios de que había más personas durmiendo en tres habitaciones, como si fuera un aguantadero, según las autoridades. Se incautaron de una cédula de identidad a nombre de Joao Ricardo Dos Santos.

En otra residencia hallaron la fotografía de Antonio Riveiro Da Cruz, quien había fallecido al enfrentarse con agentes policiales sobre la calle Leonardo Ramírez, del centro de Ciudad del Este, donde ocho motochorros consumaron un violento robo. Se confirmó que Riveiro Da Cruz era soldado del PCC.


Antecedentes: Ya en febrero del año 2014, agentes policiales advertían de que el PCC pretendía instalarse en el Alto Paraná, luego de que los principales cabecillas fueran desplazados de las favelas del Brasil, como parte del preparativo para la Copa Mundial FIFA de fútbol de campo, en el vecino país.

En sendos allanamientos, realizados en el barrio Pablo Rojas, la Policía se había incautado de un fusil antiaéreo y 6 fusiles HK, calibre 7.62, además de granadas, cocaína, en una vivienda y taller donde fabricaban fondos falsos para el transporte de estupefacientes en camiones.

Tres soldados del PCC fueron capturados. Se trata de Roberto Torres Gonzalves, alias "Boy", de 29 años, fugado de cárceles del Brasil y la Argentina; Antonio César Ibarra, de 20 años, y Luis Fernando Cabral, de 22 años, ayudó a esclarecer la magnitud de sus operaciones. "Boy" había asaltado un transportador de caudales de la firma Bradesco en la ciudad de Foz de Yguazú, en enero de ese año, y había logrado cruzar herido a Ciudad del Este junto con otros cinco delincuentes en una lancha por el río Paraná.

Entre marzo y abril de ese mismo año fueron capturados Adailton Bezerra Cavalcante, alias "Veio" o "Felipe Correia Dos Santos", liberado unas horas después por el fiscal Federico Torres. El fiscal adujo que no tenía informes sobre los antecedentes del detenido, pero la Policía presentó posteriormente un informe de la Policía Federal que confirmaba que el reo se había fugado de una cárcel de Campo Grande, Brasil.

La información de la Policía Federal fue recibida en la mañana del martes en la Jefatura del Alto Paraná, identificando a Bezerra Cavalcante como un forajido del Centro Penal Agroindustrial de Campo Grande, Brasil, el 24 de febrero pasado, y que había sido detenido durante el operativo denominado Mercurio, en el año 2009.

Una semana antes, la fiscala Carolina Gadea también había dispuesto la libertad de Cleo Gabriel de Oliveira, por supuesta falta de evidencias, aunque en el Brasil también contaba con cuatro órdenes de capturas y cuatro antecedentes por robo.

Robo de caudales: Celio Alfonso Da Silva, Claudinei Boera Dos Santos (alias "Talento"), Alaor Medeiros (alis "Piti") y Manuel Do Nascimento (alias "Manoelzinho"), soldados del PCC, fueron sindicados por la propia Policía por participar del robo de 1.000 millones de guaraníes en el asalto a la transportadora de caudales Guardián SA, registrado en Hernandarias el 10 de abril pasado.

Al menos 20 hombres armados con fusiles automáticos redujeron a seis guardias de seguridad y dos agentes policiales, para perpetrar el golpe y huir del sitio. La identificación fue publicada en el mismo día, pero luego el entonces jefe de Policía del Alto Paraná, comisario principal Juan Fernández, dijo que él en ningún momento habló de que sean los del PCC los autores.

La refriega dejó tres heridos de bala y supuestamente la gavilla fue integrada por soldados del PCC y el remanente de la banda del asaltabancos de Amado Ramón Benítez. Sobre el caso, solo fueron capturados los supuestos informantes de la gavilla. Los marginales abandonaron dos vehículos.