10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 9 de octubre de 2016, 01:00

Sicario mata a prestamista y luego con un cómplice eliminan a policía

Por Edgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Un sicario ejecutó a un comerciante en Hernandarias y luego, en su huida, con un cómplice, baleó a dos policías en Ciudad del Este, durante una persecución de película. Resultaron víctimas fatales Ireneo Amarilla Barai, de 41 años, usurero, y el suboficial Freddy Jara. Otro agente policial, identificado como Carlos Ruiz, resultó herido grave.

El primer asesinato ocurrió sobre la avenida Juan Bautista Flores, pleno centro de Hernandarias, donde se encontraba el comerciante sentado frente a su local, empeños Arco Iris. Un sicario llegó al sitio caminando y le descerrajó un disparo en la boca.

Luego, el marginal se dirigió corriendo a unos 30 metros donde su cómplice le aguardaba en una motocicleta con el motor en marcha, en la que se dirigieron a una parada de taxi, denominada San Lorenzo, ubicada sobre la Supercarretera de la Itaipú, donde abandonaron la motocicleta.

Los delincuentes subieron a un taxi y pidieron que los trasladen a Ciudad del Este. En ese momento, los agentes de la Comisaría 5ª ya habían dictado captura contra los ocupantes del taxi.

Controlando. Los dos suboficiales que fueron baleados se encontraban verificando los vehículos en la Rotonda del Área 1 en Ciudad del Este, cuando el trabajador del volante les hizo seña de que sus pasajeros estaban armados y fueron recibidos a tiros cuando se acercaron para verificarlos.

Una filmación de circuito cerrado registró el momento en que los delincuentes salen huyendo y disparando del vehículo de alquiler. Lo mismo ocurrió cuando el sicario se acercó para ejecutar al comerciante de Hernandarias y la Policía ya tiene la fotografía de uno de ellos.

Los agentes policiales fueron heridos de gravedad. El suboficial Jara acusó un disparo en el pecho, mientras que el otro en el muslo. Ambos cayeron a la capa asfáltica, ocasión aprovechada por los marginales para huir unos 30 metros y asaltar a un religioso, a quien le despojaron de su automóvil para abandonar el lugar. El vehículo del sacerdote fue hallado abandonado en las inmediaciones de la cancha de Cerro Porteño de Presidente Franco, entre el Área 5 y los barrios San Sebastián y San Lorenzo.

En mototaxis. Desde el lugar, los agentes confirmaron que los delincuentes abordaron dos mototaxis, en los que se dirigieron hacia el centro de Ciudad del Este, donde se separaron para cruzar al Brasil. Luego de algunas horas, la Policía informó que efectivamente uno de ellos abordó un taxi y se dirigió al vecino país a través del Puente de la Amistad, mientras que el otro lo habría hecho a pie. Agentes policiales se trasladaron a Foz de Yguazú, donde pidieron apoyo a sus pares en el marco del Comando Tripartito, para capturar a los sicarios.

El taxista y los dos mototaxistas fueron demorados para averiguaciones hasta anoche, porque los investigadores sospecharon que los trabajadores ayudaron a huir a los sicarios.

Usura. Agentes policiales que investigan el caso señalaron que Amarilla Barai se dedicaba a la usura y tuvo problemas con muchas personas de Hernandarias. El mismo fue mencionado en un caso de ajusticiamiento del que resultó víctima Néstor Fabián Ayala, quien fue asesinado a tiros en mayo del 2015. En este caso, fueron acusados por el hecho Wilson Duré Franco y Leandro Tavares Rodríguez, por el fiscal Alfredo Acosta Heyn, quien coincidentemente se encontraba de turno.

Los familiares de uno de los detenidos incluso denunciaron que recibieron amenazas, ya que señalaban que los dos detenidos y acusados serían chivos expiatorios en el caso.