25 de marzo
Sábado
Mayormente nublado
24°
32°
Domingo
Mayormente nublado con tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 8 de febrero de 2017, 09:41

Sicario para Cartes: Hoy se concretará pericia de celular

Este miércoles, el Ministerio Público debe concretar el peritaje de un teléfono celular entregado por un cartista contra la oposición, donde se dio a conocer un supuesto atentado por parte de senadores para terminar con la vida del presidente de la República, Horacio Cartes, según confirmó Óscar Germán Latorre.
El caso se refiere a un supuesto plan, en un grupo de WhatsApp, para asesinar al mandatario. El hecho involucra a la senadora Desirée Masi y al presidente del Congreso, Roberto Acevedo. El objetivo, ahora, es identificar si los mensajes filtrados fueron reales o montados.

Óscar Germán Latorre, abogado del colorado denunciante Luis Canillas, sostuvo en contacto con la prensa que la pericia del teléfono celular entregado por su defendido, debe concretarse este miércoles, más aun entendiendo que "la prueba está en el celular", dijo.

"El único problema con el teléfono es saber si los mensajes son verídicos o montados. La veracidad de estos mensajes lo va a determinar la pericia que se debe realizar hoy", señaló en contacto con la 970 AM.

El caso pasó a ser de conocimiento público durante la semana pasada cuando Canillas, apoderado del Partido Colorado, decidió denunciar el caso a la Fiscalía.

Según el hombre existen unas 200 hojas de los mensajes que se extrajeron del WhatsApp. También entregaron un pendrive de las conversaciones que quedaron grabadas en el supuesto grupo, de las personas que participaron del hecho.

Todo comenzó tras filtrarse mensajes entre opositores y colorados disidentes en un grupo de WhatsApp denominado "SOS Paraguay", cuando se le incluyó al número (0991) 415-005, creyendo que era el número de la esposa de Silvio Ovelar, pero este estaba siendo utilizado por un tal Franco González.

El caso aún no logra ser esclarecido, mientras la senadora Masi, acusada de pedir un sicario para Cartes, sostiene que los mensajes fueron montados.