24 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Revista Vida
viernes 23 de diciembre de 2016, 15:35

Pirotecnia sin riesgos

Se acerca la época en la que los fuegos artificiales se multiplican para demostrar el júbilo que se siente durante las fiestas de fin de año, pero también aumenta el sufrimiento de mascotas y personas sensibles a los estruendos. Conocé alternativas para festejar de manera silenciosa o menos ruidosa.

Por Carlos Torres / Fotos: Fernando Franceschelli

Llega Navidad y no es solo la voz de Marco Antonio Solís el sonido que afecta a muchos oídos. Los petardos y las bombas de estruendo generan en los animales, y en no pocos humanos, estrés y temor con derivación fatal en muchos casos, sobre todo cuando se trata de mascotas. Sin embargo, existen productos que disminuyen el efecto negativo de la pirotecnia tradicional.
En Paraguay, desde hace algunos años proliferan las campañas a favor de una Navidad y un Año Nuevo silenciosos, las que —a juzgar por los resultados negativos— todavía no han calado tan profundamente en la conciencia de la mayoría.
"La tendencia es cada vez menos ruido y cada vez más luces, cada vez menos doce por uno y más luces que hagan fuegos artificiales y que generen un impacto sonoro bajo", afirma Andrés Golob, gerente general de Cienfuegos, una firma proveedora de fuegos artificiales y cotillón, cuyos objetivos se enmarcan en esa línea.
La lucha se extiende a nivel mundial y uno de los ejemplos más recientes es la medida anunciada hace un año por la Municipalidad de Collecchio, en Parma, Italia, que puso en vigor una resolución que prohíbe el lanzamiento de cualquier tipo de pirotecnia, a menos que cumpla con la condición de ser silenciosa.
En el país carecemos de disposiciones semejantes, por lo que no queda otro camino que insistir en apelar a la conciencia de la ciudadanía e instarla a que elija celebrar las fiestas con menos o ningún ruido. ¿Cómo? Golob habla de algunas opciones.
Vender luces, no humo
"Tenemos una línea que se llama friendly fire (fuego amigable), en la cual marcamos todos los artículos que no tienen un impacto sonoro alto y que ponemos a disposición de los clientes", explica. La marca consiste en consignar en los paquetes y envoltorios de los productos pirotécnicos el dibujo de una oreja, la que, según el color con el que esté pintada, indica si el artículo es o no ruidoso.
La orejita de color rojo califica a los productos de alto impacto sonoro, la de color amarillo a los de impacto sonoro medio y la verde a los de bajo impacto sonoro. Así, cada comprador puede identificar si el material pirotécnico que adquiere es fuego amigable. Cuestión de conciencia.
La oferta de bombas que producen luces es variada y las más accesibles e inocuas son las tradicionales estrellitas, que se consiguen a partir de G 1.000 el paquete; los giratorios aéreos, conocidos como abejitas, mosquitos y avioncitos, se comercializan, según la variedad elegida, a precios que oscilan entre G 1.000 y G. 2.000; las lluvias o lágrimas cuestan G. 3.000, el mismo precio de una cañita con paracaídas y luz.
Para quienes prefieren artículos más sofisticados y complejos —y de mayor precio— están los morteros de 70 y de 100 luces, que cuestan entre G. 20.000 y G. 25.000 y las varas que arrojan perlas de seis, diez, 20, 30, 70 y 100 cargas.
En los últimos años se han popularizado también los globos aerostáticos de colores, que cuestan entre G 15.000 y G. 20.000. "Son ignífugos, se consumen en el aire, y por lo tanto no existe peligro de que causen incendios; no obstante, recomendamos que de su manipulación se encarguen tres personas, para encenderlos de manera cómoda y segura", afirma Golob.
Está claro que el cambio de hábito del comprador de pirotecnia depende mucho de la oferta. "En Paraguay empezamos como empresa en 2004 y en ese momento había una franja de productos muy limitada, que en general provenían de Brasil y que tienen mucho ruido; petardos, fosforitos, doce por uno, que explotan relativamente fuerte", señala el comerciante.
Desde hace algunos años se incorporaron los artículos chinos, entre los que predomina la pirotecnia de luces. "Si bien la preferencia del consumidor, en general, es amplia y sigue habiendo demanda de productos sonoros, la tendencia va cambiando en el mundo hacia una pirotecnia con impacto sonoro bajo y con más luces", considera.
Esa inclinación por pirotecnia menos ruidosa es un fenómeno que se está extendiendo en Paraguay. "Hoy lo que más se está llevando son las Supercakes, que producen luces de varios colores", confirma Leticia, vendedora de Arte Pirotécnico, otra firma del ramo.
Lo que no se puede obviar es que cualquier producto que contenga elementos inflamables debe ser manipulado con precaución. "Siempre damos las recomendaciones necesarias. Incluso cuando vienen niños solos, no les atendemos, deben estar acompañados de adultos", asegura Leticia.
En Cienfuegos la política es similar y sus productos están clasificados de acuerdo a la franja etaria de los consumidores. Ajitos, estrellitas y lágrimas (o lluvias) para los niños, y para los de mediana edad y adultos, las tortas y las cañas.
Efectos
Los mal llamados fuegos artificiales —porque son reales—, sobre todo los que producen estruendos de gran intensidad, perjudican a los animales, que tienen un oído más sensible que los humanos, produciéndoles estrés, pánico y ansiedad, los que a su vez pueden hacer que huyan en busca de lugares más seguros, con el peligro de cruzar calles transitadas y ser arrollados.
Entre los humanos también hay sujetos más sensibles que otros a los estallidos fuertes, como los bebés, sin olvidar que la manipulación de productos de alto nivel explosivo puede generar quemaduras graves y amputación de dedos o manos. Peligroso por donde se lo mire.
Optar por el fuego amigable, el que ofrece espectáculos de luces y colores, no solo es una elección que tiene en cuenta la belleza, sino también una apuesta por unas fiestas menos ruidosas y más saludables para humanos y animales.
..............................
Antes del fuego

ajitos.jpg

Si va a adquirir pirotecnia, tenga en cuenta lo siguiente:

• Pida asesoramiento del vendedor: ellos están obligados a hacerlo.
• Verifique si el producto cuenta con autorización de la autoridad oficial. Usualmente el permiso viene impreso en la etiqueta del artefacto.
• Elija los artículos que posean menor impacto sonoro. Algunos lo indican con una orejita de color; las verdes son las de bajo impacto.
• Verifique a qué rango de edad corresponde el producto que está adquiriendo.
• Lea las instrucciones para manejar el artículo antes de encenderlo.
• No deje que los niños manipulen artefactos de alto poder explosivo. En lo posible, vigile permanentemente lo que los chicos están manejando.
.....................................
Animales en peligro
Si posee animales domésticos, en especial perros, tome las siguientes precauciones:
• Consulte con un veterinario: se aconseja que durante las fiestas, las mascotas sean sedadas con algún calmante, pero esto no es recomendable en todos los casos, por lo que se necesita asesoramiento profesional.
• Aísle a su mascota en recintos en los que el impacto sonoro
es menor.
• Se puede disminuir la intensidad de los estruendos con ruido blanco, esto es, con el que producen el acondicionador de aire en funcionamiento, un ventilador encendido, o la radio a un volumen moderado.
.....................................
Todo el año
Los fuegos artificiales son demandados en cualquier época del año, pero durante las fiestas de fin de año, su adquisición se multiplica.
Si se van a utilizar artículos ligados a la pirotecnia para celebrar acontecimientos sociales o deportivos, es mejor optar por las bengalas de humo y por los lanzadores de papel picado.
Está claro que el cambio de hábito del comprador de pirotecnia depende mucho de la oferta.
Los estruendos de gran intensidad perjudican a los animales, que tienen un oído más sensible que los humanos, produciéndoles estrés, pánico y ansiedad.