19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 25 de junio de 2017, 01:00

“Pedimos justicia, la estafa real fue por USD 45,3 millones”

Aseguró que cayeron en una operación amañada, pidió justicia y la devolución del daño patrimonial. Dijo que salvaron a la banca y bolsa locales de pérdida millonaria. Negó estar involucrado en el caso de los Papeles de Panamá.

El presidente del Grupo Unicomer nos recibió en su oficina en la ciudad de San Salvador, capital de El Salvador, para responder todas las incógnitas sobre el sonado caso de estafa en la compra de la cadena de tiendas de Electrofácil. Se acusa a los ex propietarios, Luis Saguier y Gabriel Mersán, además de su gerente, Néstor Añazco, de montar un esquema de créditos fantasma que sobrevaloró la empresa antes de la venta.

–¿Qué motivó a que el Grupo Unicomer decida invertir en Paraguay?

–Fuimos invitados a visitar el país. Nos llamó la atención el dinamismo que ha tenido. Había estado hace unos 15 años y el Paraguay hoy es diferente. Hemos visto el esfuerzo que se ha estado haciendo desde el Gobierno para atraer capital extranjero.

–¿Porqué una multinacional elige nuestro país en vez de mercados más grandes como Argentina o Brasil?

–No somos expertos en manejar retail en países grandes como estos países, pero sí en medianos como en Paraguay o Ecuador. Sentimos que hay todavía un nicho de mercado donde podemos poner la fórmula retail de Unicomer muy exitosamente. Esto se centra en una variedad de productos y servicios que tiene mucha aceptación, no solo son productos, también son servicios financieros y seguros.

–En Paraguay hay cadenas similares a Electrofácil, ¿por qué decidieron la compra de esta empresa?

–Fue muy importante que fuéramos invitados por ellos mismos y su banca de inversión. Consideramos que era un buen punto de partida; definitivamente, no había una variedad de cadenas que estuviera a la venta, entonces cuando sabemos de una oportunidad, analizamos al país y a la empresa.

–La pregunta que más se ha hecho desde que sale a luz la denuncia de Unicomer ante la Fiscalía es ¿cómo sus controles de auditoría no pudieron detectar la sobrevaloración de la firma a través de una cartera ficticia?

–Samuel... nosotros nos preguntamos esto a diario para autoevaluarnos. Cada día definitivamente llegamos a la conclusión de que se escondió información a nuestros consultores externos y, muy importante, tenían un sistema muy sofisticado electrónicamente en el que llevaban en paralelo todo este sistema de pagarés falsos. Todo esto estaba en otra oficina. Le pedíamos ver la cartera y nos enseñaban la cartera buena. Incluso... imaginate que esto (la cartera ficticia) empieza antes desde el 2013, nosotros compramos la empresa recién a finales del 2015. Yo hice mi debida diligencia con consultas a los presidentes de bancos y no saltó nada; es más, irónicamente me ha costado sustituir la firma de Luis Saguier a principio por la firma de Unicomer.

–Verificamos el historial de calificación de riesgo de Wisdom y encontramos que ya en el 2013 le habían asignado una nota baja por problemas de morosidad en la cartera. Luego, en junio de 2015, justo un mes después de que ustedes iniciaron las negociaciones con Luis Saguier, la calificadora Feller Rate le hace una advertencia a la Bolsa de Asunción sobre algunas inconsistencias en sus estados financieros. ¿Supieron esto?

–Nunca fuimos informados.

–La Bolsa y la Comisión Nacional de Valores tuvieron conocimiento de estas advertencias, cuando tomaron contacto con ellos, ¿no les advirtieron?

–Nosotros firmamos el memorando de entendimiento en octubre del 2015. Empezamos el due diligence (investigación previa a la compra) en noviembre, tiempo en que ya estaba corregida la calificación de riesgo, pero esto se nos escondió. Fue un buen aviso, pero tampoco lo supimos.

–¿Han tenido algún caso similar al de Paraguay en alguno de los países donde operan sus tiendas?

–Fijate que hemos hechos muchas adquisiciones en los 24 países que operamos, salvo en Estados Unidos, donde empezamos de cero. En ninguna hemos tenido problemas. Te puedo decir que para investigar a fondo, podés escribir libros de due diligence para hacer una buena diligencia, necesitás incluso contadores forenses y seis meses para indagar. El due diligence se hizo con las cifras desde junio del 2015, me imagino que los que estaban a cargo de la estafa, como vieron que la fórmula era seis veces la utilidad, decidieron meter pagarés falsos para sobrevalorar la compañía. Desde allí ves cómo se dispara la cartera falsa. Ellos dijeron a esta gente le logramos esconder. Y luego la avaricia. Como ven que se nos pasó y ya terminó el due diligence le metieron motor, pusieron gente a trabajar en esta fábrica de pagarés falsos y esto tiró el valor de la empresa exageradamente para arriba.

–¿En cuánto calcularon el valor de la empresa?

-Nosotros pagamos USD 29 millones por las acciones; de esto, quedaron retenidos unos USD 3,5 millones que eran más o menos el 10%. Cuando compramos una cadena en Costa Rica le retuvimos USD 20 millones. Pero en el valor de Electrofácil el costo estimado no fue USD 33,3 millones, sino USD 51,3 millones, que es la fórmula de seis veces la utilidad operativa. Entonces, con la utilidad de los últimos doce meses era sobre esta fórmula que se infló, aunque eran créditos nuevos. Hubo un gran incentivo de mostrar utilidades y es por eso que con la fábrica de pagarés falsos se dispara. La gente cree que pagamos USD 33,3 millones porque así lo hemos dicho, pero en realidad nosotros pagamos USD 51,3 millones, que era el valor estimado de empresa.

–¿Llegó a hablar con autoridades de los bancos en Paraguay sobre esto?

–Yo he hablado con presidentes de bancos en el sistema financiero de Paraguay, no me jacto, pero les he dicho que los salvamos de un golpe fuerte. Al sistema bancario le debían USD 10,5 millones que nosotros lo absorbimos. A la Bolsa local estuvimos pagando USD 4,6 millones en bonos. Esto era así en el 2015 cuando compramos la empresa.

–¿Creen que con los pagos que realizaron se evitó un problema en el sistema financiero paraguayo...?

–Esto iba a tronar. Electrofácil iba a tronar si seguía. Las deudas a los accionistas, que asumieron Luis Saguier y Gabriel Mersán, era por valor de USD 2,9 millones, que también se pagó. Al sumar todo esto, ves que en realidad pagamos USD 51,3 millones. A mí me interesa que la gente sepa sobre esto. La estafa no fue solo USD 24,5 millones. La utilidad operativa no eran los USD 8,5 millones (que se había calculado para la venta). Con nuestro auditor externo hemos reconstruido la situación financiera que hoy, multiplicado por seis veces, el precio real de la empresa debió andar solo por los USD 6 millones. Pagamos USD 51,3 millones; entonces, la estafa real fue por unos USD 45,3 millones.

–En la demanda entonces van a reclamar estos USD 45,3 millones, porque hasta ahora solo habló de un perjuicio por USD 24,5 millones, que es el valor estimado de esa cartera ficticia.

–Por eso es que en la denuncia ante el Ministerio Público se aclara que estos USD 24,3 millones es solo parte de la estafa. Esto es lo real, a nadie le he dado estas cifras. Y esta cifra de los USD 3,5 millones que ahora reclaman por contrato recién vence en diciembre del 2020. El golpe que hemos sufrido no es por USD 24,3 millones, sino por los USD 45,3 millones.

–Después de esta experiencia, ¿cree que fue un error invertir en Paraguay?

–No... caímos en una operación amañada. Entre colegas de negocios uno se cuida suficiente en la parte legal, se cuida de ver con quién hablás, las referencias que se tenían de la empresa, juicios que tenía en ese momento Electrofácil, no nos habían dado señal de alerta. Los auditores externos fueron Deloitte y Murs Stevens, quienes en su informe nos dicen que tienen mecanismos para detectar errores y fraudes, le daban una opinión limpia. Entonces tú te apoyas en todo esto.

–Supe que tuvo la intención de ir al Paraguay cuando se realizó esta denuncia, pero luego decidió esperar.

–Cuando sea el momento oportuno tendré que ir. No le tengo miedo a nada ni a nadie. Me alegra poder hablar en persona contigo porque no he podido viajar.

–Habrá escuchado que la defensa de Luis Saguier en Paraguay menciona que en el caso de los Papeles de Panamá aparecen miembros de la familia Siman.

–Pídeles que te enseñen dónde sale mi nombre. Diles si hay algo real, si hay algún director de Unicomer o algún socio de Unicomer. Hay familia con el apellido Siman en Colombia, Honduras, Guatemala, México, pero esto es como que pongas Torres y empieces a buscar en Google. Me extraña de un abogado que no se informe bien. Esto es calumnia y nosotros también nos estamos reservando el derecho no solo a la respuesta personal, sino a que se está queriendo ensuciar el nombre de Unicomer.

–¿Cómo toma la denuncia que Luis Saguier presentó contra el Grupo Unicomer por la supuesta manipulación del sistema informático de Electrofácil?

–Ese allanamiento fue una burla al sistema judicial. Nosotros presentamos la primera denuncia dos semanas antes, y todavía no había actuado nadie; en cambio, someten esta denuncia contra mis ejecutivos y este servidor y estaban allanando las oficinas un par de horas después. Había hasta periodistas esperando, fue algo montado. No estaría liderando una empresa con presencia en 24 países y unos 15.000 empleados para meterme a todo esto; ellos argumentan los USD 3,5 millones y la verdad no tengo tiempo para eso. Mi gente está con retos de competencia en muchos países. Tenemos 2 millones de clientes, no vamos a montar un show para no pagar USD 3,5 millones.

–¿Unicomer tiene previsto dejar sus operaciones en Paraguay?

–No...

–¿Van a designar a un director para nuestro país?

–Sí... en eso estamos. Pero no por el momento, ahora tenemos conformado un equipo por expertos en lo legal, fiscal y financiero.

–A nivel personal... ¿le defraudó Luis Saguier?

–Sí... yo compartí con Luis en su casa varias cenas, de igual manera lo llevé a mi casa a cenar. Lo bonito de los negocios son las amistades que empiezas a hacer. Pero esto hemos dejado en manos de las autoridades pertinentes, les dejamos las pruebas, en la demanda decimos claramente todo para tener una investigación y una resolución firme. Yo lo que quiero es que se nos reintegren los USD 45,3 millones que nos estafaron.

–Esto le reclama a la Justicia paraguaya.

–Justicia, justicia, justicia y rápido. Tenemos todas las pruebas para que ellos determinen. Confiamos en Paraguay y no por los actos de algunas personas vamos a borrar a un país. Empresarios de Centroamérica y México me han dicho para qué te fuiste a Paraguay. Pero creo que la justicia en la historia nos va dar la razón.

–¿Cuándo estarían pagando a los bonistas de Electrofácil?

–Estaremos pagando a los tenedores de bonos en las próximas tres semanas. Sabés por qué, porque si presentamos el nuevo balance después de la limpieza de la contabilidad, no queremos que ningún bonista tenga temor. Pensamos regresar a la bolsa en un futuro, pero ahora preferimos honrar al bonista.

–¿Van a cambiar de casa de bolsa?

–Sí, sí. Ya se ha dicho esto a la Bolsa de Valores de Asunción. Todavía no lo hemos definido, para la asamblea tenemos que haber decidido cuál casa será.

–No operarán más con Valores Casa de Bolsa.

–Ya no...

–Agradezco su tiempo para darnos entrevista.

–A ti por venir hasta aquí.