16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 3 de octubre de 2017, 02:00

Para fiscala, el EPP quiere mostrarse como única esperanza en zona Norte

Banda criminal quemó tres tractores del programa Sembrando Oportunidades, entregados para realizar trabajos con campesinos. Segundo ataque consecutivo es mensaje contra el Gobierno, considera fiscala.

Por Virgilio Cáceres y Carlos Aquino

REDACCIÓN - SAN PEDRO

En la madrugada de ayer, tres tractores que se encontraban operando en el marco del programa Sembrando Oportunidades que lleva adelante el Gobierno Nacional fueron incendiados en la compañía Tacuatí Poty, Segunda Calle. Las máquinas estaban depositadas en la casa de Fredy Pérez, quien cuando el fuego estaba por alcanzar su vivienda se percató de lo que pasaba.

El más reciente ataque es una muestra clara de que la banda criminal desea quedar como la única alternativa para los pobladores, refirió la fiscala antisecuestro Sandra Quiñónez. "Quieren ser la única esperanza en la zona", dijo.

La agente aseguró que al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) le molesta la presencia del Estado. "La permanencia de la Fuerza de Tarea Conjunta y de los proyectos sociales es problema para ellos", analizó Quiñónez, al momento de mencionar que los delincuentes están en contra del desarrollo en la zona.

"Estas acciones buscan desestabilizar, generar zozobra, en la población; ellos conocen el terreno a cabalidad donde operan, trabajan 24 horas en inteligencia y se aprovechan de todas las circunstancias para llevar a cabo sus planes", explicó además.

La representante del Ministerio Público, que investigó a la banda criminal y sus secuestros, señala que los criminales siguen sus reglas y asegura que seguirán utilizando las mismas estrategias. "Ellos buscan humillar, aparecen porque para este tipo de grupos el silencio es muerte y deben estar en el ruido. Este tipo de hechos seguirán siendo la estrategia de los criminales", comentó en comunicación con Última Hora.

RECLUTAMIENTO. El llamativo silencio de la organización es coincidente al periodo de reclutamiento, según la fiscala. Así, sospecha que la quema de las maquinarias fue realizada probablemente por personas reclutadas por la banda. "Son consideradas pruebas, acciones claras relacionadas a integrantes que se suman al grupo", comentó al respecto.

También detalló que los autores de este tipo de ataques no son los líderes de mayor rango dentro del grupo criminal, debido a que no se expondrían a ser atrapados por este tipo de acciones.

Considera la investigadora que ellos (líderes) realizan hechos más violentos y complejos. "Son pruebas de fuego y lo hicieron afectando máquinas que el Estado proporcionó", señaló.

de seguido. El ataque de la madrugada de ayer es el segundo hecho perpetrado en dos días consecutivos en San Pedro. Dos de los tractores quedaron inutilizados por el fuego y otro fue dañado parcialmente; las máquinas estaban una al lado de otra y hace una semana estaban trabajando en la zona.

Carlos Roa, encargado de los trabajos, explicó que esto representa un gran perjuicio para los pobladores. "Hace una semana que trabajamos en esta zona; llevamos rastroneadas 70 hectáreas de los 236 que tenemos que hacer, dos hectáreas por familia; nunca pensamos que podría suceder algo así", refirió.

El teniente coronel Víctor Urdapilleta, vocero de la FTC, dijo que los autores de este nuevo hecho serían elementos afines al EPP "que se movilizan en motocicletas y hasta en autos", de acuerdo a información de las pesquisas.


"La banda tiene otra vez personas que supervisan el actuar de los atacantes y luego los evalúa".
Sandra Quiñónez, fiscala antisecuestro.

"El EPP trabaja con mucha contra- inteligencia y utiliza a clanes familiares en zona de influencia".
Ramón Benítez, ex comandante de la FTC.

Operan cerca de lugares de secuestros
Según los antecedentes, los últimos dos hechos de violencia perpetrados por la banda criminal no se han desarrollado lejos de donde cometieron sus plagios.
El lugar del ataque del domingo último se encuentra a solo 2.000 metros del casco urbano de Tacuatí, alrededor de 12 kilómetros de donde fue secuestrado Franz Hiebert el pasado 21 de agosto en la colonia Santa Clara y a 70 kilómetros de la estancia Lucipar de la colonia Río Verde, de donde fue secuestrado el 1 de setiembre Bernhard Blatz. Los pobladores y gremios de producción, golpeados por actos criminales en la zona, se habían manifestado por la paz, la semana pasada.

Los últimos ataques

26-09-17 Cuatro hombres armados interceptaron al capataz de la finca Santa Marta y a dos peones en colonia Río Verde, los obligaron a preparar la cena y, tras servirse, llevaron todos los víveres. Además del robo, exigieron al patrón de los empleados entregar cuatro cabezas de ganado para una comunidad indígena.

1-10-17 Dos tractores y una fumigadora fueron quemados cerca de las 3.00 del domingo último, en Tacuatí. El propietario de las maquinarias, de las cuales una quedó totalmente inservible, Jacob Zacarías, estimó que las pérdidas rodarían los USD 40.000. El EPP, además, dejó dos panfletos.

02-10-17 Tres tractores que forman parte de un programa del Gobierno con los campesinos en el trabajo por la tierra fueron quemados por la banda criminal. Ocurrió en una casa en la compañía Tacuatí Poty, Segunda Calle.