16 de enero
Lunes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Martes
Parcialmente nublado
23°
34°
Miércoles
Mayormente despejado
22°
36°
Jueves
Mayormente despejado
22°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 10 de enero de 2017, 08:53

Ocho muertos en un atentado contra un líder local en Afganistán

Al menos ocho personas murieron este martes y otras siete resultaron heridas en un atentado suicida con bomba contra la vivienda de un líder de la comunidad local en Lashkargah, capital de la conflictiva provincia de Helmand, en el sur de Afganistán.
EFE

El atentado se produjo cuando un insurgente que portaba un chaleco con explosivos e iba a pie detonó la carga en el interior de la vivienda del líder comunitario, afirmó el jefe de la Policía de Helmand, Nooragha Kintoz.

El insurgente, que también murió en la explosión, detonó la carga mientras el objetivo del ataque mantenía una reunión con otros representantes locales y quizá también con alguna autoridad afgana, concretó el jefe policial.

El portavoz de Helmand, Omar Zwak, confirmó la información y aclaró que no se sabe si el líder local, Haji Khudaidad, se encuentra entre los fallecidos por el atentado.

Un miembro de las fuerzas de seguridad afganas, que pidió el anonimato, reveló que algunos de sus compañeros se encuentran entre las víctimas.

La acción insurgente podría haber sido más mortífera, pero las autoridades lograron detener a un segundo suicida que conducía un camión cargado de explosivos.

"Las fuerzas de seguridad están tratando ahora de desactivar la bomba", concluyó la fuente.

Ningún grupo armado reclamó todavía la autoría del atentado.

Esta acción en Lashkargah se produce después de que el año pasado la capital sufriera el insistente asedio de los talibanes, que en octubre llegaron a penetrar durante varias horas en la ciudad, aunque pronto fueron repelidos por las fuerzas de seguridad.

Esta ciudad se suma a otras capitales provinciales que durante 2016 padecieron el acoso de los talibanes, como Kunduz (norte), Trinkot (sur), Farah (suroeste) o Pul-e-Khumri (norte).

Los talibanes controlan en este momento alrededor de una tercera parte del país asiático según la Oficina del Inspector General para la Reconstrucción de Afganistán de EEUU (SIGAR).

Afganistán vive uno de sus momentos de mayor violencia desde la caída del régimen talibán con la invasión estadounidense en 2001, un drástico empeoramiento de la seguridad que empezó en paralelo al fin de la misión militar de la OTAN en enero de 2015.