9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 25 de noviembre de 2016, 22:25

Novedosa planta de tratamiento gana premio verde de Odebrecht en Panamá

Panamá, 25 nov (EFE).- Un proyecto para la construcción de una miniplanta de tratamiento de aguas servidas mediante la reutilización de neumáticos usados ganó hoy la quinta edición del Premio Odebrecht para el Desarrollo Sostenible en Panamá.

El proyecto llamado "Biollanti", galardonado con el primer lugar, fue desarrollado por los estudiantes del campus central de la Universidad de Panamá (pública), José Armando Herrera, Gabriela Rodríguez y Arantza Rivas Morales, con la guía de la profesora Erica Rodríguez.

La iniciativa triunfadora busca evitar que las aguas residuales vayan a los ríos a través de una planta de tratamiento para casas de asentamientos esporádicos o comunidades precaristas.

El plan de este trío de estudiantes tiene la finalidad de darle uso a los neumáticos viejos a través de la construcción de un sistema sanitario de tratamiento de aguas residuales a bajo costo, mientras se ayuda a resolver el problema de la mala disposición del agua contaminada.

El segundo lugar del premio fue para el plan de un sistema de alto rendimiento y desalinizador solar del agua marina, un proyecto de la Universidad de Panamá en su extensión de la provincia occidental de Chiriquí, presentado por el estudiante de ciencias agropecuarias Abraham Gabriel Villamil y el profesor José Ricardo Castillo.

La idea de este sistema plantea la producción de 650 litros de agua potable diariamente mediante la desalinización del agua de mar, con la finalidad de beneficiar a las regiones insulares, litorales y comunidades que se abastecen a través de pozos o aguas salobres.

El tercer galardón lo obtuvo el equipo de los estudiantes de ciencias agropecuarias José Eduart Camarena y Juan Manuel Sánchez, y su guía y profesor Gerardo Sandoya, también de la extensión de la Universidad de Panamá en Chiriquí, que concursaron con un método novedoso para la producción agrícola y de horticultura, con un producto orgánico completo.

Esta técnica de "bioinsumos" corrige el ácido del suelo que evita la germinación de las semillas, en un proceso de muy bajo costo y con una duración de 21 días de trabajo a base de microrganismos y bacterias que permiten una producción limpia y orgánica.

En total fueron cinco los proyectos finalistas que concursaron en esta edición del Premio Odebrecht para el Desarrollo Sostenible, que otorgó una retribución en efectivo de 24.000 dólares para el primer lugar; 18.000 para el segundo y 12.000 para el tercero.

Cada uno de los premios es dividido en tres partes iguales: una parte para el estudiante o grupo de estudiantes; otra para el profesor asesor y la tercera para la universidad.

El jurado calificador evalúo en los proyectos presentados su excelencia de contenido, claridad y presentación, fundamentación y profundidad, contribución técnica y aplicabilidad.

El comité calificador estuvo integrado por Natalia Young, bióloga y especialista panameña en gestión ambiental y consultora sénior en Sostenibilidad y Responsabilidad Social; Valentín Monforte Arias, arquitecto panameño; y el brasileño Lucas Strasburg Ferreira, inventor y emprendedor, creador del proyecto Revofoot de prótesis con materiales alternativos.

Con este certamen Odebrecht busca incentivar a los jóvenes universitarios a realizar propuestas de ingeniería desde una perspectiva de desarrollo sostenible.

El director de Sostenibilidad de Odebrecht Panamá, Francisco Martins, dijo a Efe que este galardón es una iniciativa que promociona el emprendimiento creativo, es decir, "que la creatividad se asocie a la competencia técnica buscando soluciones que sean amigables con el medio ambiente y con la sociedad".

"La idea es seguir promocionando y seguir buscando un avance en un desarrollo más consistente en el apoyo a las universidades, para que Panamá tenga una base de enseñanza y de investigación científica que proporcione cada vez más ideas para la sostenibilidad del país", añadió.

Este premio inició en Brasil hace 8 años y se organiza en la actualidad en cerca de una docena de países, como México, República Dominicana, Cuba, Panamá, Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina, Estados Unidos y también en África.

En 2015, un proyecto de Módulos de Aulas Bioclimáticas para Centros Educativos en Panamá ganó la cuarta edición del Premio Odebrecht para el Desarrollo Sostenible.

En septiembre pasado, la Fundación Parque Nacional Chagres ganó el Premio Rana Dorada 2016 que también otorga Odebrecht a las ONG con buenas prácticas y proyectos que ayudan a la conservación ambiental y el desarrollo sostenible en Panamá.