23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 28 de abril de 2017, 01:00

Modo de distribuir merienda escolar en Central afecta calidad, aseguran

Ya llegó la merienda escolar a las escuelas públicas del Departamento Central, luego de que se resolviera con los empresarios del lácteo el impasse por millonarias deudas contraídas por la Gobernación.

La leche, galletitas y pancitos lacteados fueron depositados en las instituciones educativas de gestión oficial el lunes pasado, con un cambio en la forma de distribución, muy criticado por los educadores.

Hasta el año pasado, los productos llegaban a las instituciones educativas al menos dos veces por semana, pero ahora se distribuyen una sola vez en la semana.

El drama consiste en que la calidad de los comestibles puede deteriorarse más fácilmente al permanecer mayor tiempo en los depósitos de los centros educativos, según denuncian los educadores.

"Algunos pancitos ya se endurecen en dos días", aseguró María Cristina Peralta, la coordinadora de la escuela María Achucarro, de Lambaré.

Esta premisa fue respaldada por funcionarios y otros docentes de la escuela. Las nuevas galletitas, tipo crackers, fueron igualmente cuestionadas por los maestros. "Considero que el paquete es muy chico y la galletita no es del agrado de todos", aseguró Peralta. Solo en Achucarro, asisten a diario 600 alumnos.

Todos los establecimientos de Lambaré reciben ya los productos.

El complemento nutricional alcanza a 180.000 niños de 700 establecimientos educativos de la escolar básica, correspondientes al 100% de las escuelas de Central.

Falta. La secretaria de Educación de Central, Alexandra Bogarín, comentó que luego de la crisis con la industria láctea, los alimentos aún no llegan a la totalidad de los locales educativos. "Ya tenemos cubiertas más del 95% de las instituciones", comentó la ex viceministra de Educación.

Sobre los cuestionamientos, tanto en calidad como en distribución, pidió a los educadores realizar denuncias formales ante la Gobernación.

Los paquetes de los productos deben contener números de teléfono, fecha de vencimiento y la inscripción de la Gobernación.

Aclaró que el pan lacteado debe llegar necesariamente dos veces por semana.

"El pan debe consumirse fresco, no puede permanecer tanto tiempo en los depósitos, por eso es necesario que se reparta dos veces a la semana", agregó la funcionaria.

A pocos días de distribuirse la merienda, no cuentan todavía con denuncias formales en la entidad gubernamental, dijo Bogarín.


Pago anticipado

El director administrativo de Central, Carlos Krussel, indicó que pagaron el 30% del total del presupuesto para la distribución de la merienda. Este monto alcanza G. 20.600 millones. La merienda no se distribuyó desde el inicio de clases, debido a que los empresarios lácteos no se presentaban a licitaciones por excesivas deudas. Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo.