20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 30 de junio de 2017, 02:00

Merma de lluvias reactivó la actividad en la construcción

La disminución de lluvias en junio reactivó el ritmo del sector de la construcción, aunque en la ganadería todavía hay mucha agua en el campo, dijo el titular del BCP. El pronóstico de crecimiento de 4,2% del PIB se mantiene.

Los sectores de la construcción y de la ganadería fueron los que más se resintieron en su actividad debido a las abundantes lluvias que se registraron en los meses de abril y mayo pasado.

Sin embargo, el titular del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Fernández Valdovinos, informó ayer que en junio hubo menos precipitaciones, lo que está ayudando a recuperar el ritmo de las construcciones, que al cierre de este mes volverían a presentar indicadores positivos.

"Los números van a mostrar una recuperación, todavía no tenemos la cifra concreta, pero estaría en los valores cercanos a antes de estos meses lluviosos", aseveró.

Según los datos del informe preliminar sobre crecimiento del producto interno bruto (PIB) al cierre del primer trimestre de este año, la construcción venía expandiéndose a un ritmo de 22,7%, siendo uno de los principales motores de la economía.

El buen dinamismo en el sector se debe a las obras de emprendimiento privado como edificios corporativos, departamentos y centros comerciales, sumados a las obras públicas, principalmente viales.

GANADERÍA. Por otro lado, Fernández Valdovinos señaló que el sector ganadero, si bien recuperó en parte su actividad, todavía está sufriendo la gran cantidad de agua en el campo y se espera la normalización en dos o tres meses.

"Ese sector va a tardar todavía un poco en recuperarse plenamente. Los números, de hecho, no dejaron de ser positivos, pero sí inferiores a meses anteriores", afirmó.

El sector ganadero venía creciendo a un 4,6% en los primeros meses del año hasta que las lluvias afectaron el ritmo de faena, que inclusive se notó en menor volumen de exportación en meses de lluvia.

Para este año la banca matriz espera un crecimiento de entre 4,2% y hasta 4,5%; al cierre del primer trimestre incluso se hablaba de un pronóstico con cierto sesgo al alza.

"Yo me quedo con el número de 4,2%, estamos cómodos todavía con esa cifra y no creo que tengamos que revisar una suba, preferimos esperar ser conservadores y aguardar los números concretos de junio y julio", señaló.

Las fuertes precipitaciones que afectaron con mayor intensidad a la zona Sur del país, provocando incluso inundaciones, han sido una señal de alerta.

El clima. Inclusive en el último pronóstico Macro-Latam del Banco Itaú se señaló que si bien aún se espera un 5% de crecimiento del PIB para Paraguay este año, el pronostico podría revisarse a la baja en caso de volver las lluvias.

El factor climático también tuvo su impacto en los últimos dos meses en el área comercial por la menor afluencia de clientes; el presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), Christian Cieplik, había señalado una caída en ventas de 3%.

El pronóstico de la Dirección Nacional de Meteorología no prevé precipitaciones importantes para los próximos días en todo el territorio nacional, aunque sí advierte del ingreso de un frente fresco a frío.