9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 31 de octubre de 2016, 02:00

Madre de Edelio exigirá más acciones al que asuma de ministro en Interior

Obdulia Florenciano dijo no tener objeciones a Francisco De Vargas, aunque varias veces tuvo roces con él. "Con simples cambios de hombres no acabará la inseguridad en el país", manifestó la señora.

Hoy, cuando se cumplen exactamente 850 días del secuestro del suboficial Edelio Morínigo en manos del Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP), y cuando las principales autoridades están más metidas en cuestiones políticas, cuyos avatares le han costado el puesto al ministro del Interior, Francisco De Vargas, la madre del policía doña Obdulia Florenciano sigue aguardando respuestas acerca de su hijo y pide al que será nuevo ministro más acciones y respuestas sobre la situación del policía secuestrado.

"Aquí no es cuestión de cambios; pasa por una cuestión de actitud para hacer las cosas y bien. Con el cambio de ministro no se va a frenar la inseguridad, eso seguirá. Ojalá el nuevo ministro tenga merjores ideas para solucionar nuestro tema", manifestó la madre de Edelio.

Doña Obdulia lamentó que por cuestiones políticas se haya dado la destitución de Francisco De Vargas, aunque la ciudadanía ya lo estaba pidiendo desde hace tiempo, ya que creen que no hizo nada, o al menos lo suficiente, en cuestiones de seguridad interna. Mencionó que ya todos querían su cabeza y que el presidente Horacio Cartes lo mantenía en su puesto.

"Yo no tengo reparos para el ministro de Vargas, siempre atendió bien a mi familia, siempre fue sincero con nosotros cuando hablamos con él, y pese a tener varios roces con el ministro, trataba de solucionar lo antes posible", dijo Florenciano.

Deprimidos. La mamá del policía aseguró que la familia lleva una vida deprimida al paso del tiempo, de los 850 días del cautiverio de Edelio.

"Ya no vivimos como antes, nos afecta demasiado, nuestra vida ya no es normal, vivimos angustiados al no saber nada de mi hijo. Siempre nos dicen que aún está vivo, pero no se sabe, es lo que dicen los policías de inteligencia", explicó la señora, sumamente aquejada.

Ella solo espera que el próximo ministro del Interior haga más de lo que hizo De Vargas en estos años y que no sea un político más que solo estará en su oficina.

"Voy a pedir audiencia para hablar con quien será el nuevo ministro; ya nosotros estamos cansados de esperar, queremos soluciones para el caso de mi hijo", expresó por último.