6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 31 de octubre de 2016, 01:00

Los protagonistas invisibles

La conjunción de varios aspectos es clave para llegar al éxito. Detrás de un plantel y cuerpo técnico, también existen personas que colaboran en silencio desde su sitio.

Por Ángel Barrientos

@Angbarrientos

Dicen que trabajar haciendo lo que te gusta no tiene precio, va más allá del rédito económico, que no deja de ser menos importante por una cuestión de crecimiento personal. En barrio Obrero, nos tocó conocer a personas apasionadas en el trabajo, comprometidas con la causa y enamoradas por los colores.

El gran momento de Cerro Porteño nos permitió conocer una mirada diferente del Ciclón de barrio Obrero, una perspectiva desde los protagonistas silenciosos. Los trabajadores que sufren con una caída del equipo y festejan como propios los goles azulgranas.

Víctor Fernández (65 años) más conocido por todos como el Abuelo, es el más antiguo trabajador del club Cerro Porteño. Don Fernández sirve incondicionalmente al Ciclón hace 48 años, toda una vida. Es recordado y querido por todos por su particular forma de hablar con los futbolistas y este año se hizo conocido por muchos por el peculiar video motivacional que hizo para el plantel de jugadores para la revancha ante Independiente Santa Fe por la Copa Sudamericana, donde invitaba a los jugadores a "revertir el resultado en contra (2-0), y revivir las grandes hazañas de la camiseta azulgrana". El resultado final fue victoria del Ciclón por 4-1.

EL HEREDERO. En utilería lo acompaña diariamente Amado Peralta, de 39 años, y con 19 años de labor en barrio Obrero. Peralta, en una charla amena con ÚH en las afueras de la concentración de Cerro, y con un tereré de por medio, recuerda con los ojos brillosos su llegada a la institución.

"Antes de llegar a Cerro era canillita, vendía diarios a los jugadores y a la gente del club. Venía todos los días hasta que una vez me preguntaron si no quería trabajar en el club, en la parte de utilería, con Víctor Fernández, quien estaba a cargo. No dudé un segundo", recordó emocionado.

"Cerro significa mucho en mi vida, pasé demasiadas cosas buenas, conocí a muchas personas. Nosotros sufrimos muchísimo cuando las cosas no salen bien, porque somos cerristas", aseguró.

ANÉCDOTA. Entre risas, Amado comentó qué aconteció una vez con el ex arquero Aldo Bobadilla. "Cuando Aldo era arquero del club tuvimos un partido ante Luqueño en Luque. Nosotros llegamos tres horas antes a la cancha y me doy cuenta que no estaban sus guantes y sabía que eso era muy grave, que solamente atajaba con esos. Pedí urgente que me lleven a barrio Obrero, agarré los guantes y me fui volando", mencionó.

Buena energía. Domingo Antonio García (64), más conocido en el club como Garci, es otro hombre emblemático entre los protagonistas silenciosos. Lleva actualmente treinta y tres años trabajando en la parte de kiniesiología e hidrología y compartió y vio crecer a grandes futbolistas, entrenadores y dirigentes. En cada momento de la charla denotó cierta nostalgia al recordar sus felices momentos en el club.

"Cerro me dio todo, así como también le dí parte de mi vida. Cuando entré conocía solamente desde ruta 1 hasta Itá nomás, gracias a Cerro conocí todo el Paraguay, Sudamérica y Europa", subrayó.

Garci se emociona al narrar el relacionamiento con las personas que trabajan en el club y se pone feliz al ver el crecimiento de todos.

"Como persona te encariñás siempre con algunos, para mí son todos iguales y le considero a todos como mis hijos, le tomas cariño inmediatamente. La alegría más grande es verle por ejemplo a Cholito Florentín (Gustavo), jugar en las inferiores, luego en la Primera y ahora técnico del plantel, esas son las alegrías que uno tiene, lo mismo pasó con Tiburón Torres, que lo vi pasar con la Primera y luego salió campeón con el equipo", contó.

cerca de hacer historia. A Garci le tocó convivir con muchísimos planteles en diferentes torneos internacionales. Pero sobre el momento que atraviesa el Ciclón en la actual Copa Sudamericana comentó que están muy cerca de hacer historia.

"Anteriormente estábamos en cuartos de final por ejemplo y no teníamos la serenidad que hay ahora. Ahora pasamos euforia, pero con tranquilidad, nos vamos paso a paso y esa es la diferencia. El ambiente de ahora es óptimo y todo nos vamos juntos en busca del objetivo, desde la directiva, el cuerpo técnico, jugadores y todo el pueblo", explicó.

el reemplazante. Pedro Bareiro (30 años) es quien está llamado a ocupar el lugar de Garci, ya que también trabaja en el departamento de kiniesiología. Bareiro es el más joven de la camada, pero ya lleva once años en el club.

"Llegué a Cerro cuando me enteré que se pedía gente en la portería, como guardia y ahí entré. Pensaba que trabajar como portero era lo máximo, porque era en el club de cual soy hincha. Luego cuando llegué a trabajar con la Primera División era como cumplir un sueño, era como debutar como jugador", consignó. Bareiro explicó que el momento que atraviesa el plantel es muy bueno y que el entusiasmo de la afición azulgrana es un contagio para todos. "Te motiva y te emociona ver a la gente cuando espera por una entrada y cuando va a la cancha a llevar su respaldo", recalcó.

agradecido. Aproniano Mora, Morita para todos, es el encargado de la concentración de Cerro y ya lleva más de treinta años sirviendo al club.

Es el dueño de todos los asados en el club, el que prende primero y apaga último la luz. "Empecé en la Ollita como canchero, luego pasé a la Olla hasta llegar a la concentración por pedido de Néstor Kerber", narró.

Morita en todo momento, y hasta con los ojos a punto de dejar escapar lágrimas se mostró agradecido. "Cerro es mi vida, me dio todo, me dio familia, casa, todo. Nosotros sufrimos cuando las cosas no salen, pero tenemos que tratar de no demostrar porque a los muchachos (jugadores) tenemos que tenerlos bien", subrayó.