6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 15 de agosto de 2016, 02:00

Los musulmanes ahmadíes, cultores de “paz y amor”, buscan llegar a Paraguay

En el mundo islámico, los ahmadíes condenan el terrorismo y todo tipo de extremismo. El fin de semana celebraron la 50 edición de su cita anual, en Reino Unido, y por primera vez con presencia paraguaya.

Entre los musulmanes existe una facción que, aunque minoritaria, ha experimentado un vertiginoso crecimiento alrededor del mundo. Se trata de los ahmadíes, una rama del Islam originaria de Pakistán, que desde la segunda mitad del siglo pasado viene expandiéndose en diferentes partes del planeta enarbolando un mensaje pacifista: Amor para todos, odio para nadie.

Más de 30.000 creyentes de esa religión islámica se unieron durante tres días –desde el 12 de agosto–, en Hampshire, distante a 80 km al sureste de Londres, para participar de la convención internacional conocida como Yalsa Salana.

El propósito del encuentro, que este año congregó a fieles procedentes de casi 90 países, es promover las "enseñanzas pacíficas y humanitarias" del Islam y "contrarrestar las opiniones extremistas" y las "malas interpretaciones" de la segunda religión más extendida del mundo, de acuerdo a organizadores del megaevento.

Como corolario, ayer, durante su oración principal realizaron una cadena humana a favor de la paz y la unidad interreligiosa a nivel mundial. La comitiva paraguaya, integrada por tres jóvenes, siguió con atención esta actividad. En efecto, el sábado pasado fueron recibidos por Hazrat Mirza Masrur Ahmad, considerado jalifa de la Paz y líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

"Las organizaciones terroristas han comenzado a realizar con regularidad atrocidades brutales en los países occidentales, asesinando a personas inocentes. Los terroristas muestran un desconocimiento completo del Islam, porque de lo contrario se darían cuenta de que el Santo Profeta del Islam prohibió asesinar inocentes en cualquier circunstancia (...). Prohibió dirigir los ataques a niños, mujeres y ancianos inocentes y prohibió dirigir los ataques a líderes religiosos y lugares de culto, como sacerdotes e iglesias", expresó el líder religioso durante la conferencia anual que fue transmitida en directo –vía satélite– a 200 naciones del mundo.

Pacifismo. Los ahmadíes marcaron un punto de inflexión dentro del Islam ante la revelación de que su líder fundador, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, era el Mesías Prometido. "Nos dijo que de la Yihad (que en árabe significa 'esfuerzo') de la espada, debíamos pasar a la Yihad de la pluma", comentó Atta Ul Manan, misionero ahmadí en Canadá, sobre el legado que abrió brechas al interior de la comunidad islámica y que los catapultó como promotores del pacifismo.

En un guiño humorístico, Manan asintió que ellos profesan el "paz y amor" desde mucho antes que los hippies pacifistas de la generación beatnik de los años 60. Pero tienen por objetivo la unidad interreligiosa El objetivo que tienen es promover la unión interregional. Si bien son minoría en el mundo musulmán, esta comunidad es la de mayor crecimiento alrededor del mundo en cuanto a número se refiere. En efecto, desde la conferencia pasada 584.000 personas se unieron a la Ahmadía en 119 países.