18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
20°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 24 de junio de 2017, 02:00

Las FARC dejaron de existir ayer tras entrega de armas a ONU, dijo Santos

"El costo de la guerra fue enorme. Hubo 8 millones de víctimas despojadas de sus tierras que entraron en la trampa de la pobreza extrema", manifestó en París el presidente de Colombia.

AFP

PARÍS - FRANCIA

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó en París que la ONU anunció ayer que las FARC entregaron "el 100% de sus armas, con lo que dejaron de existir como grupo guerrillero", tras más de medio siglo de conflicto armado.

"Hoy 23 de junio las Naciones Unidas allá en Colombia declararon que las FARC entregaron el 100% de sus armas", señaló el mandatario colombiano en un foro económico con empresarios. "Hoy, las FARC, la guerrilla más poderosa y más antigua de América Latina, deja de existir", agregó desatando los aplausos de la sala.

Santos, que se encuentra en Francia desde el miércoles en una visita oficial, señaló que esta noticia cambia la historia de Colombia. Desde el martes, la guerrilla marxista entregó el 40% restante de sus armas a la misión de Naciones Unidas en Colombia, como parte del proceso de paz alcanzado el pasado año con el gobierno de Santos. El otro 60% ya lo consignó en las últimas dos semanas.

El presidente, por cuyas exitosas negociaciones con las FARC recibió el año pasado el Premio Nobel de la Paz, había anunciado el domingo que el 27 de junio se haría un "acto de cierre de todo el proceso de dejación de armas".

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen más de 900 escondites de armas que deben ser destruidas por la ONU a más tardar el 1 de setiembre, según el pacto de paz suscrito en noviembre pasado en Cuba. "Hoy (por ayer) más de 7.000 hombres y mujeres de esta guerrilla están concentrados en 26 zonas a lo largo y ancho de nuestro territorio, entregando a las Naciones Unidas las armas que tenían consigo", explicó Santos en un discurso en la sede de la Unesco, posterior a su intervención ante los empresarios.

Pero el presidente reconoció que su país afronta todavía enormes desafíos, entre otros, garantizar una justicia "transicional" a las víctimas, desminar el territorio –Colombia, afirmó, es el país más minado del mundo después de Afganistán–, y "reincorporar a los ex guerrilleros a la vida civil, incluida la participación en la política, una vez cumplido el desarme".