28 de junio
Miércoles
Muy nublado
17°
27°
Jueves
Mayormente despejado
16°
25°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
lunes 12 de junio de 2017, 02:00

Las familias de Ñeembucú afrontan problemas económicos muy fuertes

Es porque miles de damnificados quedaron sin sus productos de autoconsumo, no tienen posibilidades de realizar su trabajo cotidiano y deben cubrir el costo de la reparación de sus casas.

Juan José Brull

PILAR

La inundación es un evento devastador para el Departamento de Ñeembucú, porque causa graves dificultades para los pobladores y afecta la zona productiva. El impacto ambiental que tiene esta nueva inundación puede ser difícil de recuperar, ya que al igual que las personas, los animales son desplazados de su hábitat natural.

La necesidad alimentaria en estos momentos se encuentra cubierta con la llegada de los víveres de la SEN. Pasó la lluvia, y apareció el frío que castiga con dureza a los estoicos pobladores. Esta situación condiciona la salud, sobre todo de los más pequeños, muchos de ellos transitan largas distancias descalzos, exponiéndose al peligro y a la contaminación.

El drama que se observa es la pérdida de sus medios de vida, sus animales y plantaciones, otros que se dedican a la fabricación de ladrillos.

Desde lo económico, las inundaciones golpean de una manera muy fuerte. Los moradores que viven en las áreas afectadas experimentan una carga financiera en la sustitución de los artículos perdidos y en la reparación de sus hogares.

Los agricultores también sufren la pérdida de sus cultivos.

Los habitantes que se ven afectados por una inundación llevan la carga financiera de la reparación de sus estructuras dañadas por las aguas de la inundación.

Para don Valeriano Velazco, esta nueva inundación es un golpe muy fuerte para su familia. Refirió que, se dedica a la horticultura. "Todo lo que producíamos lo comercializábamos en Pilar, todos los días, en este momento que no tengo nada, todo quedó bajo el agua ", comentó el angustiado productor.

Recordó en que el 2014 se dio una situación similar, con menor impacto; en el 2016, fue la creciente del arroyo Ñeembucú, y este año de nuevo se presentó esto, indicó.

Algunos señalan que su única alternativa es abandonar el área e intentar adaptarse a un nuevo hábitat. Porque para los pobladores el desastre natural no es la inundación, sino sus consecuencias.

AGUA POTABLE. El agua potable es un punto clave, con la inundación todos los pozos donde se surtían del vital líquido se encuentran afectados por la contaminación. Desde Salud Pública alertan hervir el agua antes de consumir. Desde la víspera, la SEN reparte pastillas potabilizadoras, y dispone de una planta móvil para purificar el líquido.

PIDEN RESCATE DE ANIMALES. La presidenta de la Sociedad Protectora de Animales, Francesca Crosa, criticó el desinterés de las autoridades de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) de acompañar el rescate del agua de los animales de los pobladores (ganado, caballos, cerdos, aves, perros, gatos) que están sufriendo los efectos de las inundaciones en el Sur del país.

Precisó que intentaron capacitar a rescatistas de la SEN, pero el día fijado no estuvo el personal. Recordó que también pidieron al comandante del Ejército Gral. Juan José Casaccia la presencia de brigadas de veterinarios en las zonas inundadas.