3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 16 de agosto de 2016, 12:27

Lanzan una de las mayores vacunaciones en África para detener la fiebre amarilla

Ginebra, 16 ago (EFE).- Una de las mayores campaña de vacunación en la historia de África comenzará mañana, en un esfuerzo extraordinario para inmunizar a 14 millones de personas en el menor tiempo posible y detener así el peor brote de fiebre amarilla en un entorno urbano, anunció hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un grave brote de fiebre amarilla en Angola y la República Democrática del Congo ha causado 400 muertos y contagiado a miles de personas.

Se teme que la enfermedad pueda expandirse y afectar otras regiones del mundo.

El vector de la fiebre amarilla es el mismo mosquito Aedes Aeqypti que transmite el zika.

La OMS, que coordina la vacunación con las autoridades de los dos países y la colaboración de medio centenar de organizaciones, indicó que la prioridad es vacunar a la población de Kinshasa y a la que vive en la franja de la frontera con Angola, que se extiende por más de 2.600 kilómetros.

En la capital congoleña, sólo dos de sus diez millones de habitantes están vacunados, pero se espera que al término de esta campaña todos sus pobladores queden protegidos contra la enfermedad.

Asimismo, se planea vacunar a 3,4 millones de personas en la zona de la frontera y a tres millones más en Angola.

La OMS negó que hubiese un problema de escasez de vacunas y explicó que en los últimos meses se enviaron 19 millones de dosis a Congo, Angola y Uganda.

Para la campaña de inmunización que empieza mañana se ha decidido fraccionar la dosis a una quinta parte de la cantidad utilizada regularmente, como una medida de emergencia de corto plazo y dado que está probado que una dosis menor protege de manera efectiva contra la enfermedad al menos por doce meses.

Los suministros han sido donados por el Gobierno de Brasil y manufacturados por la compañía biotecnológica Bio-Manguinhos.

La dosis fraccionada no dará derecho a la persona a realizar viajes internacionales, aclaró la OMS.

Después de la campaña todavía quedarán 5 millones de dosis normales para afrontar cualquier eventual nuevo brote, aseguró el portavoz de la OMS en Ginebra, Tarik Jasarevic.

Este esfuerzo movilizará a 41.000 trabajadores sanitarios y voluntarios, y demandará la utilización de 17,3 millones de jeringas, así como de medio millar de vehículos para llevar los suministros y al personal a los 800 puntos de vacunación.