7 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 23 de septiembre de 2016, 01:00

La Guardia Nacional controla Charlotte por las protestas

EFE y AFP

CHARLOTTE-EEUU

La Guardia Nacional de EEUU se desplegó ayer en Charlotte (Carolina del Norte) para evitar nuevos disturbios tras la muerte de un hombre negro por disparos de un policía local, mientras avanza una investigación de ese hecho por parte de las autoridades estatales.

Efectivos de la Guardia Nacional y agentes de la Patrulla de Carreteras llegaron a Charlotte para mantener el orden en una ciudad bajo estado de emergencia, donde el miércoles una persona resultó herida de gravedad en las protestas por la muerte de Keith Lamont Scott, ocurrida la víspera. A pesar de la presión pública, de los medios de comunicación y grupos de defensa de los derechos civiles, el jefe de la Policía de Charlotte-Mecklenburg, Kerr Putney, rechazó publicar las imágenes del video del incidente en el que el agente Brentley Vinson disparó contra Scott.

Si bien el video podría ser clave para resolver la brecha entre la versión policial de que Scott se negó a dejar caer una pistola que supuestamente empuñaba y los testigos que aseguran que el hombre estaba desarmado, Putney afirmó que no sería apropiado presentar las imágenes del peor día de la víctima para el consumo público.

diversas versiones. Los abogados de la víctima dijeron en una conferencia de prensa que las autoridades les han asegurado que ellos sí podrán ver hoy las imágenes, aunque Putney ya adelantó que el video no proporcionará evidencia visual definitiva, pues no se aprecia con claridad si Scott apuntaba con un arma a los agentes en el momento de ser abatido. Ante las diversas versiones de lo sucedido y las dudas suscitadas por la versión oficial, la familia pidió al Buró Estatal de Investigación de Carolina del Norte (FBI) que investigue lo sucedido y esta agencia informó que comenzó sus pesquisas y determinará si el agente que disparó es imputado o no. Mientras, parece que los ánimos no se han calmado y grupos de protestantes y activistas convocaron nuevas manifestaciones a través de las redes sociales.

otro caso policial. Una policía estadounidense que mató a un negro desarmado en Tulsa, Oklahoma, fue acusada ayer de homicidio involuntario, en un contexto de debate nacional sobre los abusos de las fuerzas del orden contra afroamericanos.

El proceso contra Betty Shelby fue anunciado en momentos en que, al otro lado del país, la ciudad de Charlotte, Carolina del Norte, vive violentas protestas tras la muerte de un negro, igualmente abatido por un policía. La mujer policía es objeto de una orden de arresto, precisó en una rueda de prensa el fiscal Steve Kunzweiler. Shelby está acusada de dispararle a Terence Crutcher, a quien ya apuntaban varios policías que le habían ordenado caminar con las manos arriba hasta su vehículo.