23 de enero
Lunes
Mayormente nublado
23°
33°
Martes
Parcialmente nublado
22°
33°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
18°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
miércoles 21 de diciembre de 2016, 12:18

La compañía, el mejor regalo de Navidad para las abuelitas

VIDEO | Más de 20 mujeres de la tercera edad viven en el Hogar Oasis, ubicado en el barrio Trinidad de Asunción, donde aseguran sentirse como en casa. Son compañeras, comparten juntas los momentos difíciles y de alegría, con lo que tratan de ignorar a quien insiste en convertirse en una permanente e ingrata compañía: la soledad.

Video: Kiara Coronel – Ylda Miskinich

Edición: Fabián Fleitas

Texto y producción periodística: Stefanie Céspedes @BetiStef

En esta Navidad no piensan en regalos, solo sueñan con la posibilidad de conversar, tener compañía y sentir que la sociedad no las ha olvidado. Son 23 abuelitas de hasta 93 años que pasan sus días a cargo de religiosas de la parroquia La Piedad, que ahora son su familia.

Algunas son asistidas por sus familiares, pero no son muchas las que tienen esa fortuna. Reciben visitas los fines de semana o los días festivos.

"Solo queremos conversar, cada una tenemos nuestra historia de vida que queremos compartir. La gente tendría que pensar más en el futuro, algún día ojalá lleguen a nuestra edad", comenta Evangelista, que necesita una prótesis para volver a caminar.

Embed

En ciertos casos, las abuelitas están en el hogar porque sus hijos no cuentan con las condiciones para tenerlas en casa, pero las visitan todos los fines de semana. Otras señoras son viudas, sus hijos viven fuera del país y ya no pueden seguir solas en sus casas, así que, por decisión propia, se encuentran allí.

Las situaciones más tristes las pasan quienes no tienen familiares y fueron llevadas hasta el lugar por vecinos, para que alguien se hiciera cargo.

En el Hogar Oasis convergen muchas historias. Estas personas están unidas por un presente afortunado, de alguna manera, pues la asistencia y la mutua compañía valen oro en una realidad, cuanto menos, triste.

Carencias

La mayor necesidad aquí es la afectiva, asegura la religiosa a cargo; sin embargo, aclara que si de lo material se trata, requieren pañales para adultos, pues la mayoría tiene dificultades para levantarse e ir al baño por las noches, por lo que deben usar pañal.

Historias de vida

Mirta Agustina Vera solo tiene 31 años, pero comparte su día a día con las abuelitas. Tiene algunos problemas de salud y su sueño es conocer a su mamá.

Ella vivía con una tía, que la crió desde pequeña, luego de que su madre la entregara, según datos que maneja. La mujer vive en el hogar desde hace 10 años aproximadamente.

Insta a la gente que aún tiene a su madre a que le demuestre cariño, que busque la forma de alegrarla y, si tienen una abuelita, que la cuiden.

"Que no se olviden que todos tenemos la necesidad de hablar con alguien que nos escuche, por eso necesitamos la visita de la gente", manifestó.

Reiteró que su mayor deseo es conocer a su madre. "Yo le ruego a Dios para que un día mi mamá aparezca y yo la pueda conocer", contó.

Embed

Eustaquia y Evangelista son dos mujeres de la tercera edad que necesitan ayuda. La primera precisa una nueva silla de ruedas ya que la suya está descompuesta y su hija, que vive en Argentina, no tiene posibilidades económicas para adquirir otra.

Evangelista necesita alrededor de seis millones de guaraníes para operarse de la cadera porque quiere volver a caminar. Comenta que la doctora que las asiste la felicitó por las ganas de vivir que tiene y le hizo grabar un audio para otro paciente, fuera del hogar, que ya no tenía ganas de vivir.

"No sé por qué la gente no ama la vida, yo quiero seguir viviendo; a pesar de no estar en mi casa, acá comparto con mis compañeras, recordamos nuestras historias y así pasan los días. Pasamos bien", reflexionó.

Las abuelitas del Hogar Oasis esperan la visita de la ciudadanía en horas de la mañana hasta el mediodía y en horas de la tarde: de 15.00 a 17.00. Para más información, llamar al teléfono (021) 293-323.

APARECEN EN ESTA NOTA