8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 3 de octubre de 2016, 02:00

Joven pierde la vida tras volcar con una camioneta que sacó de un taller

La víctima es Javier Servín Robles, quien estaba –se presume– ebrio, ya que hasta minutos antes de su muerte se encontraba bebiendo cerveza con algunos amigos en Ycuá Karanday.

Un joven murió en la mañana de ayer, alrededor de las 7.40, al volcar con una camioneta que estaba conduciendo sobre la ruta que une Luque - Limpio, frente mismo a la pista 6 de Agosto, de Mora Cué, ciudad de Luque.

La víctima fatal fue identificada como Javier Servín Robles, de 23 años, quien residía en la compañía Ycuá Karanday, de la referida ciudad.

Según el jefe de la Comisaría 28ª Central, de Mora Cué, comisario principal Luis Alberto Fretes, el joven estaba consumiendo bebidas alcohólicas con varios amigos hasta cerca de la madrugada en el barrio donde residía.

Como ya el sol asomaba, el joven se marchó con un amigo hasta un taller cercano, donde dejó a su acompañante, quien es mécanico del lugar.

Sin embargo, a Javier Servín le entró la tentación de conducir una lujosa camioneta que estaba en el taller, una Jeep Liberty de color plata, con chapa ATP885. El vehículo está registrado a nombre de María Rosalba Villagra de Villar, quien reside en Asunción.

Servín subió a la camioneta y salió a dar un paseo, en evidente estado etílico, ya que toda esa noche y madrugada estaba tomando cerveza con sus amigos.

La víctima salió a la ruta que va a Limpio y tomó velocidad, pero no pudo ir muy lejos porque perdió el control del rodado y volcó, dando varias vueltas, hasta quedar en un acantarillado. Servín salió despedido por la ventanilla y murió casi al instante a consecuencia de las múltiples lesiones que sufrió al caer sobre el asfaltado, como fracturas, además de la explosión de la masa encefálica.

Los vecinos del lugar, que se vieron sorprendidos por el accidente, intentaron auxiliar al joven conductor, pero ya era tarde. El hombre murió segundos después del mortal vuelco, que nuevamente tuvo la fatal mezcla de alcohol y volante.

DE IDA. El hecho ocurrió aproximadamente a 15 cuadras del taller de donde Javier Servín sacó la camioneta, que ya se encontraba estacionada en el lugar lista para ser retirada nada más, según comentó el jefe de la comisaría local.

Posteriormente, llegaron los agentes de la comisaría jurisdiccional para la intervención correspondiente, dando aviso posteriormente al Ministerio Público que envió un asistente fiscal para realizar el levantamiento del cádaver, con la presencia de un médico forense que diagnosticó la causa de la muerte fractura múltiple y fractura de cráneo.

Tras el procedimiento de rigor del Ministerio Público, el cuerpo fue entregado a sus familiares.