3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
lunes 4 de julio de 2016, 01:00

Japonés riega y cuida plantas de cerezo en la Perla del Sur

Por Raúl Cortese

ENCARNACIÓN

Todos levantan la vista, dejan por unos segundos de observar el camino mientras conducen y ponen atención en la curiosa actividad que este hombre casi todos los días realiza. Riega plantas de cerezos que fueron cultivadas en la avenida Japón el año pasado, en Encarnación.

Se trata de arteria que se encuentra ubicada detrás de la Gobernación de Itapúa y que conduce a la costanera sobre el río Paraná. Lleva el nombre del país en donde nació Hideo Yanagida y desde donde partió hace 55 años para ingresar a uno diferente, totalmente desconocido, escuchando un idioma que no hablaba ni entendía cuando apenas tenía unos 20 años de edad, era la República del Paraguay.

Durante su vida en esta ciudad trabajó en una cooperativa japonesa, en el consulado del Japón, “y para qué me voy a quedar en casa, regar las plantas es un pasatiempo, la Municipalidad tiene muchas otras cosas que hacer para pedirle que venga a regar”, dijo.

“Soy paraguayo, más que vos, vengo de Sendai, pueblo al norte de Japón, hoy tiene más de un millón de habitantes, mi familia y amigos viven allí”, nos relata.

Como ocurre entre dos a tres veces por semana, aproximadamente a las 8.00 de la mañana, llega conduciendo su automóvil Toyota de color gris, al cual, sin detener el motor, le enciende las luces de estacionamiento, avisando su detención al costado de la avenida. Acto seguido, abre la tapa del baúl y quedan al descubierto bidones de distintos tamaños y colores que utiliza para transportar agua, la cual vuelca, planta por planta, en las dos cuadras donde están plantados los 54 cerezos, árboles que identifican al Japón.

"Está muy linda la ciudad, todo el mundo la quiere, tenemos que cuidarla, para que nos sigan visitando”, reflexionó.

De los 54 cerezos plantados el año pasado, algunos se secaron y otros fueron robados. Relató que durante un accidente automovilístico, ocurrido en una de las intersecciones de la avenida Japón, otra de las plantas también se vio afectada. Yanagida no solo riega las plantas, también las cuida y protege.