19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Edición Impresa
miércoles 12 de julio de 2017, 01:56

IPS: Falta de insumos golpea a los derivados a sanatorios

Desde una jeringa, insumos básicos hasta medicamentos de alto costo deben comprar los asegurados del Instituto de Previsión Social (IPS) que son derivados para la internación al servicio tercerizado en las clínicas privadas, según la denuncia anónima de familiares.

Los enfermeros de cada centro privado informan que el IPS no provee casi nada por lo que para acceder a la atención, cada paciente debe adquirir los productos farmacéuticos.
Debido a que persiste la internación en los pasillos y la saturación es una realidad en la Unidad de Emergencias del Hospital Central, pacientes de mediana complejidad y de corta estancia son derivados al Hospital Militar, Sanatorio Americano, San Sebastián y Hospital del Corazón, que suman más de 100 camas. Los pacientes complejos son internados en Central.
La derivación se realiza, pero no hay insumos ni medicamentos suficientes para los enfermos, lamentaron los denunciantes. No es el costo que se invierte en la compra lo que les indigna, sino que a veces ni de jeringas dispongan para la atención médica.

El gerente de Salud del IPS, Aníbal de los Ríos, admitió que "puede ser que en algún caso dado no haya medicamentos", pero que se reponen los productos. "El contrato es con la provisión completa".

Solo en el Hospital Militar de Sajonia van los funcionarios del IPS para dar atención, en las otras clínicas cada servicio otorga el personal de blanco. La previsional provee los medicamentos para la atención, hasta colocan farmacias exclusivas del IPS en cada servicio tercerizado, aseveró el gerente de Salud.

"Se considera como una extensión del Hospital. Tienen la misma atención. Tienen toda la provisión de medicamentos, insumos. A lo único que no tienen acceso es a terapia intensiva", insistió. Para el control de servicios prestados en las clínicas privadas, hay fiscalizadores médicos que recorren cada centro, indicó.
El Hospital Central solo tiene 935 camas, pero absorbe más de 1.300 pacientes, que incide en el colapso.