11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 7 de julio de 2016, 12:46

Intensifican controles policiales en zonas de ocupación

Altos jefes de la Policía Nacional decidieron intensificar los controles en las zonas de los asentamientos Pindó, en Canindeyú, y Santa Lucía, en Alto Paraná. En 15 días analizarán una fecha para proceder al desalojo de los ocupantes.
Los jefes de varias dependencias de la Policía Nacional mantuvieron una reunión desde las 9.00 de este miércoles, durante unas cinco horas, informó el corresponsal Elías Cabral.

En el encuentro se determinó aumentar los controles en la ruta 10 Las Residentas, en el acceso al asentamiento Pindó.

Familias campesinas están asentadas en la colonia 1º de Marzo del distrito de Ybyra Robaná y exigen la expropiación de las tierras que ocupan desde hace varios años ya que consideran que las mismas fueron malhabidas al ser permutadas por un avión en desuso en tiempo de la dictadura.

La propiedad es de 4.499 hectáreas y es de la Ganadera Pindó. En el lugar anteriormente se prepararon operativos policiales y ya se generaron roces con los ocupantes, por lo cual las autoridades del orden buscan planificar la mejor forma de llevar a cabo el desalojo, informaron fuentes policiales.

Jorge Mercado, dirigente de la OLT, había explicado anteriormente que los campesinos no quieren salir del lugar. "Si nos sacan volveremos a ingresar", había dicho al momento de reiterar que la propiedad fue permutada por un avión en desuso por parte de Alfredo Stroessner a Enrique Bendlin en el año 1963, hecho que considera irregular, por lo que deben entregarse 10 hectáreas a cada familia campesina.

También se determinó la intensificación de los controles en la zona del asentamiento Santa Lucía, del departamento de Alto Paraná.

Este procedimiento durará unos 15 días, momento en que los jefes volverán a reunirse para coordinar una fecha para ejecutar el desalojo de los ocupantes.