11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 23 de septiembre de 2016, 01:00

Imputan a 2 custodios de caudales y pesquisa analiza puntos llamativos

La Fiscalía indaga las conexiones de los guardias. Una llamada antes del suceso y el incumplimiento del protocolo de seguridad por parte de los trabajadores centran la atención de Ministerio Público y Policía.

Dos guardias de la empresa Yrendagüe, cuyo transportador de caudales fue asaltado en Itacurubí de la Cordillera el pasado martes, fueron imputados por robo agravado en calidad de participantes en el millonario hecho. El Ministerio Público analiza aspectos llamativos del caso que complicarían a los sospechosos.

Cantalicio Alvarenga Ortiz y Francisco Flores Villalba fueron aprehendidos por la Policía luego de analizarse la situación, sobre todo el proceder de los trabajadores en el momento del atraco. El fiscal de la causa, Juan Daniel Benítez, solicitó la prisión de los encargados de seguridad de los dos blindados.

Supuestamente, ambos violentaron protocolos de seguridad en el traslado del dinero, específicamente al tener consigo teléfonos celulares particulares y no sus corporativos.

La Fiscalía además indaga el tiempo en el que se registró el golpe, registrado a las 17.08 por la Policía, al confirmarse a través de una llamada hecha por los agentes de la zona de Eusebio Ayala que custodiaban los dos blindados.

En uno de los camiones fue trasladada la suma de 4.496.550.000 y en otro, 475 millones de guaraníes. Llamativamente los asaltantes atracaron el camión que llevaba más dinero en efectivo.

"Los delincuentes manejaban datos precisos por eso centraron su atención en el camión con mayor cantidad de dinero. Eso estamos investigando. Las llamadas que recibieron a las 17.04 aproximadamente de un número extraño serán analizadas", señaló el representante del Ministerio Público.

Tras el golpe, Armando Vargas Navarro, Juan Carlos Godoy Santacruz y Fredy Garay López fueron aprehendidos como sospechosos.

Supuestamente, Vargas Navarro está involucrado en otro sucedo ocurrido en marzo de este año, en Itacurubí, en las inmediaciones de este nuevo asalto. En ese sitio, la empresa Yrendagüe fue blanco del atraco. Ahí se encargó de agrupar a los hombres que actuaron en el golpe. La Policía atribuye el nuevo episodio al detenido y conocido líder de asaltacajeros y causales Amado Ramón Benítez.

En los asaltos en contra de caudales el año pasado, en Limoy, Alto Paraná, y en Itacurubí, se utilizó el mismo armamento. Se trata de un punto 50, que es precisamente el elemento que vincula a la banda de Benítez, que se reagrupó para volver a atracar caudales, revelan.