27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
18°
36°
Jueves
Muy nublado
19°
35°
Viernes
Muy nublado
18°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 14 de septiembre de 2016, 01:00

Guairá: Prestación y quema de basura, quejas frecuentes

Por Juan Gayoso

VILLARRICA

La Oficina de Mediación del Poder Judicial de Villarrica, Departamento del Guairá, se encuentra abarrotada de trabajo. Casos de diferentes índoles se presentan ante esta instancia.

El abogado Teodoro Giménez, coordinador de dicha dependencia de la Circunscripción Judicial Guaireña, comentó que diversos tipos de problemas se plantean en esa oficina, pero entre las quejas más frecuentes abundan las relacionadas con la quema de basura, un mal hábito que genera molestias en los vecinos. Esa práctica se puede observar diariamente en los distintos barrios de la ciudad, a pesar de la prohibición impuesta por la Comuna.

“Estos casos son considerados problemas comunitarios y consisten precisamente en la quema de basuras, agua servida en las calles y otras situaciones que desembocan en pelea entre vecinos”, refirió el funcionario judicial.

Agregó que la tarea que les corresponde consiste en apaciguar los ánimos entre las partes, e instalar las buenas relaciones. Resaltó que siempre es importante acudir primeramente a la Oficina de Mediaciones en busca de una solución pacífica. Si ello no tuviese el resultado deseado, la instancia a ser recurrida es el Departamento de Medioambiente del Municipio, y finalmente el Ministerio Público, según explicó.

El método de procedimiento de la Oficina de Mediaciones es cursar una invitación a la persona o familia que se encuentra en infracción con el objetivo de concienciarle del problema y sugerirle una solución al inconveniente.

PRESTACIÓN. Otro problema que abunda consiste en el incumplimiento de la prestación alimentaria. En ese sentido, Giménez considera que la actualidad económica imposibilita efectivizar ese compromiso. “Tenemos entendido que es así, debido a que las personas que aportaban G. 300.000 mensuales, apenas pueden entregar la mitad o un cien mil y se les va acumulando el monto que deben abonar”, subrayó, al tiempo de significar que esa es una realidad que afecta principalmente a personas provenientes de la zona rural.