28 de septiembre
Miércoles
Despejado
16°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Nublado
18°
31°
Sábado
Mayormente despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 19 de septiembre de 2016, 01:00

Ganó el mejor

Un aplicado e inteligente trabajo táctico desplegó Guaraní para quedarse con los tres puntos y ubicarse como único puntero del Clausura tras el final de la primera rueda.

Una de las claves y diferencias entre ambos conjuntos pasó por el aspecto defensivo. Pero defensivo a la hora de cerrar los espacios en el mediosector. Guaraní se movió en bloque para obligar a Olimpia saltar líneas y no poder desplegar su juego. El Decano abusó de los pelotazos para llegar a posiciones ofensivas, donde, las veces que Roque u otro jugador ganaba por arriba, el balón caía tranquilamente en los pies de un defensor aurinegro.

Por parte de Olimpia, las marcas en el mediosector siempre llegaron tarde, cuando el rival ya tenía dominado el balón. Nunca tuvo anticipación en las jugadas para tratar de recuperar el balón, y siempre los aurinegros hicieron mucho daño cuando ganaban la espalda de los volantes y encaraban de frente a los defensores.

sorpresivo. La presencia de Maurito como volante por izquierda y Fatecha como enlace no estaban en los planes, pero ambos intentaron mucho dentro de las posibilidades.

En el mejor momento de Olimpia, en base a presión y empuje, más que buen juego, tuvieron su lapso donde fueron importantes. Pero sacándole la responsabilidad a ambos jugadores, otra vez el entrenador de Olimpia, Fernando Jubero, sorprende con cambios impensados ante un rival directo.

Los ingresos de Mendieta, Bareiro y Biancucchi no tuvieron la respuesta requerida. No lograron marcar diferencia, pues en ese momento Garnero ordenó a su equipo de mitad de cancha para atrás.

Allí Olimpia volvió a caer en el mismo error (aunque en otros partidos dio resultado) de meter pelotazos frontales. Cuando los centros llegaron desde los costados, las sensaciones fueron diferentes. Aunque para ser sinceros, no hubo una jugada clara de gol para Olimpia.

Acabó la primera rueda y el Aurinegro está en lo más alto de forma justa y no solo por lo hecho en este duelo, sino por su regularidad futbolística.