27 de febrero
Lunes
Poco nublado con tormentas
25°
36°
Martes
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
24°
32°
Jueves
Mayormente nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 17 de noviembre de 2016, 08:27

Felipe VI pide diálogo entre los españoles en el comienzo de la legislatura

Madrid, 17 nov (EFE).- El rey de España Felipe VI pidió hoy a los diputados y senadores diálogo "sincero y leal" durante su discurso en la apertura oficial de la XII Legislatura que debe, dijo, ser impulsado por el "espíritu fraternal entre todos los españoles".

En su primer discurso ante el pleno del Parlamento desde que fue proclamado monarca en junio de 2014, se refirió al "diálogo y entendimiento" exigible a "cualquier régimen de libertades".

El Parlamento celebró su solemne sesión de apertura después de más de trescientos días con el Gobierno en funciones -con capacidades limitadas- y dos investiduras fallidas que culminó el pasado 29 de octubre con la reelección de Mariano Rajoy como presidente del Ejecutivo.

Felipe VI apuntó que "nuestro pluralismo político requiere de un diálogo permanente y un debate siempre constructivo", el cual reclama que "la generosidad, el respeto y el entendimiento sean valores permanentes en la vida pública".

En esta nueva legislatura, el gobernante partido Popular (PP, centroderecha) no tiene mayoría suficiente, por lo que tendrá que dialogar y pactar con otros grupos para poder legislar.

En este sentido, el rey valoró la "responsabilidad" y "generosidad" que ha permitido después de un año de "inquietud", "desencanto" y "distanciamiento" de los ciudadanos con la vida pública por la falta de Gobierno, que España cuente con un nuevo Ejecutivo elegido por el Congreso.

El monarca recordó que la situación actual demanda "la voluntad y la capacidad de llegar a acuerdos, de lograr la mayor concertación en las cuestiones básicas" y necesita "el compromiso de todos con el interés general para resolver los problemas de los ciudadanos".

Subrayó además que "España no puede negarse a sí misma tal y como es" y no puede "renunciar a su propio ser" como tampoco al "patrimonio común construido por todos y desde el que debemos seguir edificando un futuro compartido".

Sin referirse explícitamente a la situación en Cataluña, donde el Gobierno regional ha anunciado un referéndum unilateral sobre su independencia contrario a la constitución española, defendió el respeto y observancia de la ley y de las decisiones de los tribunales porque constituyen una garantía esencial de la democracia.