20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 24 de abril de 2017, 02:00

Ex mansión de Stroessner y entorno, enormes criaderos

Tupidas malezas entre las cuales se acumula todo tipo de basura, como gran cantidad de recipientes y hasta viejos neumáticos que acumulan agua en su interior, se observan en los alrededores y en el mismo predio en el cual queda parte de lo que fuera la mansión de los Stroessner, en el barrio Madame Lynch, de Asunción.

Todos estos desperdicios y la falta de limpieza en toda el área lo convierten en un enorme y potencial criadero de mosquitos, en un tiempo en el cual no desaparece el peligro de la aparición de una epidemia de dengue, chikungunya y zika en la capital.

Esta situación fue denunciada por la concejala Pepa Kostianovsky por medio de una minuta, derivada a la Intendencia para su consideración, basada en el testimonio de los mismos frentistas de ese sector de Asunción, señalando el estado de abandono en el que se encuentra todo el lugar.

En ese punto, la Comuna capitalina está llevando a cabo la construcción las calles Sargento 1° Benítez, Profesor Emiliano Gómez Ríos y Teniente Nery Quevedo, las que por décadas estuvieron cerradas por la residencia de familiares del ex dictador y que fueron recuperadas por la institución municipal.

La edil Kostianovsky sostiene en su presentación que los frentistas de ese punto asunceno están preocupados por la proliferación de mosquitos y la posibilidad de contraer alguna de las enfermedades señaladas.

Asimismo, mencionó que desconocidos y algunos vecinos inescrupulosos arrojan desechos en los alrededores de la derruida construcción que carece por completo de veredas y de iluminación en todo su entorno.

La misma urge una solución a este problema que pone en riesgo la salud y la seguridad de las personas.

TESTIMONIO. María Méndez, quien junto con su marido e hijos viven en lo que queda de la ex mansión Stroessner, explicó que desde hace diez años se encuentra en el sitio, empleada por la familia de Gustavo Stroessner, ya fallecido, para mantener limpio el predio privado.

Comentó que todas las propiedades que quedaron tras la apertura de calles pertenecen a Martha Rodríguez, que es la viuda del desaparecido hijo de Alfredo Stroessner.