20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 6 de junio de 2017, 02:00

Escrachan al fiscal Jalil Rachid durante una audiencia pública

El fiscal Jalil Rachid fue escrachado por activistas de la articulación Curuguaty ayer lunes durante las audiencias públicas para los candidatos a fiscal general del Estado. Rachid recibió el escarnio público debido a su rol protagónico en la imputación y procesamiento de campesinos en el marco de la masacre ocurrida en el 2012 donde murieron 11 labriegos y 6 policías, y ningún agente oficial fue acusado pese a las denuncias de ejecuciones extrajudiciales.

Ayer se reanudaron las audiencias públicas y expusieron además de Rachid los candidatos Sandra Quiñónez, fiscal del asesinato del periodista Pablo Medina, y el abogado Juan Recalde Burgos, quien ocupó varios cargos como magistrado.

Justamente este último señaló que hubo delitos de fiscales en el cumplimiento de su deber. “Incluso hay fiscales que no deberían estar en el Ministerio Público por incumplimiento de sus funciones”, dijo.

Quiñónez por su parte expresó que hasta el propio fiscal general del Estado debe ser controlado y auditado. “Entonces se puede prevenir la corrupción y que la ciudadanía sepa lo que el Ministerio Público está haciendo”, dijo.

Escrache. Rachid defendió su trabajo respecto al caso Curuguaty y habló de presiones políticas alrededor del mismo. “Es un caso politizado. No toda la ciudadanía estuvo en contra de la sentencia; se hizo un buen trabajo fiscal y lógicamente hay que mantenerse en el marco de la ley. No van a faltar nunca las presiones políticas que desde luego siempre saltan”, expresó.

Mientras exponía era observado atentamente por los activistas que portaban sus remeras amarillas con la consigna “Todos somos Curuguaty - Nulidad Ya”, en alusión al proceso judicial, y cuando culminó la presentación iniciaron el escrache con gritos referentes a su actuación.

Señalaron al fiscal que era “una vergüenza”, que se “pasó mintiendo” durante su exposición, y le recordaron que el caso está denunciado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otras instancias.