19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 29 de mayo de 2017, 02:00

En cuatro años, policía compró tres lujosos vehículos por USD 143.000

El dato fue reportado a la Fiscalía, en el marco de una investigación por la presunta clonación de una lujosa camioneta. Comisario sostiene que hizo compraventa de vehículos costosos mediante ahorros.

En el medio de una investigación por la presunta clonación de un vehículo, una concesionaria de automóviles informó a la Fiscalía de Lambaré que un comisario compró entre 2013 y 2016 tres lujosas camionetas por un total de 143.000 dólares.

Se trata del comisario Luis Alfredo Sosa Blanco, subjefe de la Comisaría 34ª de Posta Gaona, Itá. El jefe policial aseguró que fue comprando y luego de un tiempo vendiendo cada camioneta, es decir, que siempre tuvo un solo vehículo. También manifestó que pudo pagarlas ahorrando de su salario como policía y obteniendo buenos tratos a la hora de venderlas.

Uno de los tres vehículos que compró Sosa de Toyotoshi SA es una camioneta Toyota Hilux 4x4 doble cabina del año 2015, comprada al contado ese año por USD 50.290. De acuerdo con la investigación del Ministerio Público, este rodado fue objeto de una clonación: Delincuentes dotaron con el mismo número de chapa y chasis a una camioneta con idénticas características, pero presuntamente robada en Brasil.

Los otros dos vehículos adquiridos por Sosa Blanco de la concesionaria son una Toyota Hilux 4x2 doble cabina del año 2013, que fue comprada al contado ese año por USD 37.800 y una Toyota Hilux doble cabina 4x4 SRV automática del año 2016, por USD 55.770.

"Yo soy comisario, tengo un sueldo de 7 millones y medio (de guaraníes), si yo no gasto, siete millones lo que ahorro. Soy comisario de 4 años, estoy por ser comisario principal. 7 millones mensuales puedo aguantar. Vivo solo, 7 millones mensuales puedo juntar. 12 cuotas de 7 son 84 millones al año que puedo ahorrar", manifestó el comisario al ser consultado al respecto y aseguró que nunca cometió ninguna irregularidad en su carrera.

"A veces un año uso el vehículo y trato de vender antes de que se desvalorice. Después no tengo nada. Tengo una casita, para decir que tengo muchas propiedades o algo. Mi pasión es el vehículo realmente", añadió, al tiempo de señalar que ya compró y vendió una gran cantidad de rodados.

De acuerdo con la nómina de funcionarios y salarios del Ministerio del Interior, Sosa Blanco tiene una remuneración total de G. 9.587.525.

INVESTIGACIÓN. A principios de este mes, Víctor Casamada Ávalos denunció que compró una camioneta Toyota Hilux por USD 32.000 de un vendedor llamado Rubén Torres Sánchez. En la Fiscalía declaró que, antes de adquirirla, consultó al comisario Sosa, quien aún figuraba como propietario en el título, si había algún problema con el vehículo. Según Casamada, Sosa le dijo que no y que le haría la transferencia del título.

Tras finalizar la compra, Casamada intentó comunicarse nuevamente con Sosa para realizar la transferencia pero este ya no contestó sus llamadas, hasta que finalmente dio con él, pero esta vez Sosa le advirtió que le vendieron una camioneta clonada y que él había vendido el vehículo original a otra persona. También le dijo, siempre según Casamada, que no haría la denuncia y le aconsejó que trate de recuperar su dinero.

De esta forma, Casamada llega a un nuevo arreglo con Rubén Torres: la Toyota Hilux sería devuelta y hasta tanto la camioneta sea vendida a otro cliente, Casamada recibiría como parte de pago un Mercedes Benz C230 año 2003 valuado en G. 30 millones y la suma de G. 25 millones.

Finalmente, Casamada nunca obtuvo el dinero que le adeudaban e incluso recibió amenazas del supuesto vendedor, quien le advirtió que dejara de buscarle porque le iban a enviar sicarios del Primer Comando Capital. En el último contacto entre ambos Torres le dijo que le pagaría lo adeudado y que la camioneta Toyota "ya no existe".

"Evidentemente esto es parte de un esquema fraudulento de venta de camionetas clonadas. Operan clonando camionetas robadas a partir de una camioneta legal. Según mis averiguaciones, estas camionetas clonadas son robadas en el Brasil, cuando llegan aquí se les cambia el número de chasis y se les pone el número de la original", explicó Luis Villamayor, uno de los abogados de Víctor Casamada.

DESMIENTE. Por su parte, el comisario Sosa contradijo la versión de Casamada. Aseguró que ya en la primera llamada que recibió, él le advirtió que la camioneta era clonada porque en los supuestos títulos que exhibieron a Casamada el policía aún figuraba como casado.

"Yo hace 9 años que tengo cédula de divorciado (...) Entonces le digo a Casamada ese es un vehículo falso y que presente en Automotores. Me dijo, 'no, me van a quitar entonces' y me pidió que le espere y le aguardé", relató.

Tras la denuncia de Casamada por apropiación contra Rubén Torres, la fiscala del caso, Blanca Agüero, emitió una orden de captura por la camioneta. Un vehículo fue incautado en Lambaré, pero resultó ser la camioneta original comprada por Sosa y vendida a otra persona. El título de propiedad aún está a nombre del comisario.

"Ese vehículo cuesta 25 millones en la frontera, robado del Brasil. Roban y buscan en el sistema (de Registro de Automotores) un vehículo que sea del mismo color y automático, y ahí clonan el chasis nomás ya ahí, no hace falta que pinten el vehículo", señaló Sosa. Los investigadores aún están detrás de la camioneta clonada.