20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 7 de abril de 2017, 02:00

Ellos cada vez dedican más tiempo a las tareas del hogar, según estudio

Los varones paraguayos pasan 11 horas semanales en la casa, según una encuesta hecha en 20 países. Expertos mencionan la necesidad de políticas públicas que acompañen las nuevas dinámicas familiares.

Las labores domésticas dejaron de ser exclusividad de las mujeres, que han ganado espacio en el mercado laboral ya por fuerza de necesidad o para ejercer una profesión.

La Dra. Patricia Debeljuh, empresaria argentina y experta en responsabilidad familiar, entiende que –en este escenario– es impostergable la implementación de políticas públicas tendientes a visibilizar y revalorizar las tareas del hogar.

Más flexibilidad laboral y legislaciones que apunten a dignificar las tareas domésticas es la ecuación que se precisa para fortalecer los vínculos en la familia. Eso es lo que plantea la Teoría del cuidado o Ecología Humana, que –a través de la Fundación Global Home Index, con asiento en Londres (Inglaterra)– elaboró el estudio, para saber las horas que tanto ellos como ellas dedican al hogar y el valor que esta actividad reviste en sus vidas.

Debeljuh presentó ayer los resultados del estudio en el país, una muestra no probabilística a unas 5.000 personas –varones y mujeres de entre 25 y 65 años de edad– hecha en 20 países. "El dato que tenemos de Paraguay es que los varones le dedican 11 horas semanales y las mujeres 16 horas semanales", apuntó al referir que la importancia de esta investigación es ver el mayor involucramiento que tienen los varones. "Si esta encuesta la contestaba mi abuelo, hubiera puesto cero horas al hogar", contrapuso.

Lo que sucede ahora –dice Patricia– es que los varones están participando más activamente en las tareas de cuidado. "Entendemos que esto es muy bueno porque las tareas domésticas son responsabilidades compartidas, como lo es también tener una familia y sacarla adelante", remarcó.

Para ella, la salida de la mujer al ámbito del trabajo produjo que el varón "se replantee tener que colaborar más en estas tareas".

Además, los jóvenes menores de 30 años "en muchos casos han sido educados por una madre que salió a trabajar fuera de casa". Agregó a eso la tecnología que permite trabajar desde el hogar.

Resalta que el modelo que reciben las nuevas generaciones muestra la compatibilidad entre el trabajo profesional y el sacar adelante el hogar. "Lo que la gente dice es que la sociedad valora más el éxito profesional que dedicarse a las tareas del hogar", señaló y apuntó que este aspecto se debe trabajar desde el mismo Estado.

A su parecer, los gobiernos tienen que pensar cómo apoyan, con políticas públicas y legislación, para que se reconozca el valor del trabajo en el hogar. "Un tema clave es que el trabajo del hogar tenga un buen salario y que tenga cobertura legal. Si el trabajo del hogar es informal no estamos considerando lo que es como profesión al nivel de empleadas domésticas. O valorizar, como Estado, el rol de las amas de casa, sea a través de un subsidio o de una jubilación", enumeró.

Hay que entender –dice– las licencias por paternidad también, de modo a extender los días para que los padres acompañen la llegada de un bebé o licencias para atender emergencias familiares. "Uno de los objetivos de la investigación es promover una nueva legislación que contemple corresponsabilidad en las tareas de cuidado y diseñar políticas públicas que acompañen esas nuevas dinámicas. Darle visibilidad al trabajo del hogar", remató.