23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 27 de junio de 2017, 02:00

El trasfondo del ataque sicario en Asunción sería problema de drogas

Un atentado tipo narco se produjo ayer a primeras horas de la mañana en el barrio Obrero. Un ex convicto, que estaba en un taxi junto con su hijo, fue víctima fatal. El supuesto autor del crimen fue detenido.

La hipótesis que maneja la Policía Nacional sobre el móvil del atentado al fiel estilo del sicariato, que se produjo en la mañana de ayer en barrio Obrero, de Asunción, está vinculada al microtráfico. Tanto la víctima como el supuesto autor –quien fue detenido– son ex convictos con antecedentes por droga.

Aproximadamente a las 06.15 del lunes Teodoro Servín Sánchez (51), un hombre mayor con unos diez antecedentes, según policías, subió a un taxi con su hijo menor, enfrente a Pinus Pub, ubicado sobre Teniente Fariña esquina Iturbe, centro de Asunción.

El taxista Alfredo Ramón Gill comentó que Servín le pidió que lo llevara hasta 15 Proyectada y Parapití, de barrio Obrero. Iba normal cuando, de repente, apareció una motocicleta que, supuestamente, le empezó a seguir desde que salió de Pinus Pub.

Al llegar en Yegros y Octava hubo un pequeño roce provocado por los ocupantes del biciclo, por lo que el taxista bajó la velocidad para fijarse; fue cuando se escucharon disparos hacia el asiento de atrás, donde estaban padre e hijo.

El taxista en ese momento se tiró hacia el costado y siguió avanzando. Terminó frente al Hospital Barrio Obrero. Mientras, los motociclistas huyeron hacia Tacumbú.

AUXILIADO. Cuatro impactos se observan en la ventanilla de vidrio, uno de los cuales hirió en la cabeza a Teodoro Servín, quien sufrió pérdida de masa encefálica. Frente al centro asistencial fue asistido e ingresó de inmediato a reanimación.

El doctor Luis Ramírez causó una confusión, ya que primero informó a los medios sobre el deceso del hombre, y media hora después dio un informe sobre su estado de salud, indicando que seguía con vida. Sin embargo, luego se confirmó su deceso en el Hospital de Traumas.

Carlos Javier Ortola, alias Pachu, sindicado autor del ataque, fue detenido en horas de la noche de la víspera, informaron agentes de la Comisaría 2ª Metropolitana. Su cómplice sería Javier Martínez.

Otro caso de sicariato había tenido lugar en Asunción, con la ejecución de Pablo Jacques (41) y Milena Suáres (26), una pareja de brasileños, sobre las calles Teniente Cantalupi y Dionisio Jara del barrio Republicano. Jacques era amigo de Jarvis Chimenes Pavão.