22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 24 de marzo de 2017, 13:04

El sector petrolero y militar de Venezuela sellan un acuerdo para subir la producción

Caracas, 24 mar (EFE).- La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), junto a la privada Southern Procurement Services (SPS) sellaron hoy un acuerdo para incrementar la producción, un proyecto que maneja una inversión de 400 millones de dólares.

El presidente de Pdvsa, Eulogio Del Pino, dijo durante el evento llamado "Expo Venezuela Potencia" que este acuerdo es "un extraordinario modelo de financiamiento, por un lado, y de operación por otro", que tiene "objetivos específicos de incremento de la producción en el muy corto tiempo".

Del Pino señaló que el proyecto operará en el campo petrolero Urdaneta del occidental estado Zulia, donde, aseguró, en el año que dura esa primera fase se verá el incremento en la producción "en casi 400.000 barriles por día" aunque no aclaró cuál es la producción actual.

Con esta alianza, "que va a tener resultados en no más de un año, vamos a poder ya crecer (...) y ese incremento va a representar el mecanismo para financiar y después continuar adelante para ir a la siguiente fase más compleja", dijo.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, apuntó durante la firma del acuerdo que esta alianza es la integración de la industria militar con la de hidrocarburos "sumando esfuerzos para buscar soluciones integrales, más productividad y más riqueza para el país".

Indicó que ya la industria naval militar "ha venido cooperando y trabajando con Pdvsa en la restauración de su flota naval" y que se trata de "una experiencia enriquecedora".

Esta información contrasta con el hecho de que Venezuela impulsó durante meses la reducción en la producción de crudo mundial hasta lograr un acuerdo que fue acogido por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y doce productores no miembros del cartel.

Este pacto fue firmado en Viena el pasado 10 de diciembre e insta a los países productores a bajar la oferta global en un 2 %, equivalente a 1,8 millones de barriles diarios (mdbd).