4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
jueves 1 de septiembre de 2016, 01:00

El retorno de los cavernícolas

Por Miguel H. López – En TW: @miguelhache
Por Miguel H. Lopez

Paraguay, agosto de 2016. El 15 el presidente de la República, Horacio Cartes, del Partido Colorado, da su informe de gestión al cumplir 3 de 5 años al frente del país. Simultáneamente, una encuesta revela que más del 80% de la población rechaza su eventual reelección y el 60% sostiene que el mandatario no hizo una buena gestión.

En paralelo, crecen los cuestionamientos a la fracasada gestión de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) creada hace 3 años con la modificación de la Ley de Seguridad instaurando estado de excepción en los departamentos del Norte para combatir y eliminar al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Las mismas son denunciadas permanentemente por los pobladores de violencia y sembrar un estado de miedo en la ciudadanía. Esta niña bonita del Gobierno de Cartes, con una asignación de más de 70 millones de dólares, desde su creación hace 3 años, no logró resultados efectivos. El Partido Democrático Progresista (PDP) impulsa el proyecto.

El 25, en sesión extraordinaria en el Senado, legisladores opositores y de la disidencia colorada rechazan y mandan al archivo el proyecto de modificación vía enmienda de la Constitución Nacional para incorporar la figura de la reelección presidencial. Una estocada política que deja fuera de juego a Cartes.

Dos días después, 8 efectivos de la FTC mueren en Arroyito, Concepción, en un episodio donde explosionan bombas y hay balacera. La fiscalía no tiene certeza y el ministro del Interior, Francisco De Vargas, cuestionado por su pobre gestión pero protegido por Cartes, indica que es obra del EPP. El presidente del gobernante Partido Colorado, Pedro Alliana, acusa a la coalición de izquierda Frente Guasu de lo ocurrido por venganza por la destitución de Fernando Lugo en 2012 tras la matanza de Curuguaty y lo califica de brazo político del EPP. El senador colorado Carlos Núñez dice que "hay que desterrar a los comunistas". Con lo que remata la emergencia completa del discurso de la Guerra Fría y que sostenía el dictador Alfredo Stroessner (1954-1989) y su séquito, todos colorados.

El fantasmagórico EPP emergió bajo el gobierno del colorado Nicanor Duarte Frutos. Continuó bajo el mandato del destituido Lugo, su espurio sucesor Federico Franco y bajo la gestión de Cartes, que es cuando se cobra el más alto costo de vidas humanas: 40.

El Gobierno insiste en culpar a otros. Los hechos dan datos que le contradicen. Lo ocurrido es un fracaso de Cartes porque es su responsabilidad, aunque regurgite stronismo y sus aliados se pavoneen en sus cavernas...