8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
miércoles 5 de octubre de 2016, 02:00

El perfil idóneo para trabajar en Yacyretá

Por Susana Obviedo, soviedo@uhora.com.py
Por Susana Oviedo

Los discursos del Gobierno sobre transparencia, meritocracia, premio a la excelencia académica e institucionalización del acceso a los cargos públicos mediante estricto examen de suficiencia caen en saco roto con una acción tan contradictoria y autoritaria como la designación de políticos y partidarios en puestos altamente remunerados, como premio a lealtades presentes y futuras.

El presidente Cartes, ya en plena campaña para las elecciones del 2018, prepara su cuadro de caudillos, punteros y operadores políticos, ubicándolos contentos en instituciones con jugosas remuneraciones y envidiables beneficios, como lo acaba de hacer con el ex diputado colorado Juan José Vázquez.

El gran mérito de este es que continúa manejando un caudal electoral, principalmente, en la zona de San Pedro, junto con su esposa Perla.

Ambos ya llevan años premiados por anteriores gobiernos colorados, incluso con cargos para sus descendientes. No olvidemos los 4 salarios en el área de salud de Perlita, la hija de ambos. Ella hubiera seguido recibiendo sus más de 33 millones de guaraníes, de no ser por las investigaciones periodísticas.

Situaciones como estas indignan demasiado. Pero más aún, el burdo intento de pretender justificar una designación como la de J.J. Vázquez, para quien se crea inclusive un cargo bajo la denominación de "asesor en asuntos parlamentarios", alegando que la persona reúne el perfil que venían buscando en la entidad.

¿Por qué? Bueno, alegan que el hombre desarrolló más de 20 años como parlamentario y otros 12 anteriores como jefe de Recursos Humanos de la Entidad Binacional Yacyretá.

Es decir, ya es un ganador nato del puesto, frente a cualquiera que ose disputar ese mismo cargo, aunque lo haga por medio de exámenes de suficiencia.

Fíjense que hasta ahora, para ser legislador la trayectoria política, el compromiso social, la honorabilidad y la ética personal no son requisitos.

Si alguien por poco se perpetúa en la Legislatura, como Vázquez, es por haber tenido las mañas y actuado como incondicional de otros políticos de turno para integrar una lista de candidatos, que se presenta bloqueada e impide al elector optar por los menos malos, al menos.

¿Acaso es el único ex congresista idóneo, experimentado y todo lo que se le ocurra decir al Gobierno, que puede asesorar a Yacyretá sobre temas legislativos?

Es más, ¿Yacyretá o la hidroeléctrica Itaipú, la otra entidad hidroeléctrica con salarios de Primer Mundo para premiar a los amigos de la facción de turno en el poder, no están atestadas de abogados y asesores de toda laya?

Por otro lado, ¿no era que este Gobierno marcaría la diferencia poniendo punto final a los cupos políticos y al manejo del Estado como una propiedad privada?

¡Cuánto más de lo mismo! El propio Cartes se encarga de derribar el castillo de arena que presentó cuando se incorporó a la política, despreciando a los políticos por hacer lo que él hace ahora.